La vida religiosa ecuatoriana, con la mirada puesta en Medellín

  • Concluye la 42º Asamblea General de la Conferencia Ecuatoriana de Religiosos, de que ha renovado a su Junta Directiva
  • Entre las prioridades, renovar la opción por los pobres, los jóvenes y la eclesiología de comunión

Asamblea General de la Conferencia Ecuatoriana de Religiosos noviembre 2017

‘Odres nuevos para vino nuevo’ es el tema de la 42ª Asamblea General de la Conferencia Ecuatoriana de Religiosos (CER) que se inició ayer miércoles 29 de noviembre, en la casa de la CER en Quito, y concluye hoy jueves.

Reapropiarse de Medellín

El tema elegido para la Asamblea de los religiosos ecuatorianos no es casual. Al aproximarse la conmemoración de los 50 años de la II Conferencia General del Episcopado Latinoamericano (en 1968), la CER busca reapropiarse de algunas de las opciones fundamentales de Medellín: “Los pobres, los jóvenes, la eclesiología de comunión, que cincuenta años después siguen desafiando a la vida consagrada”.

De este modo, “motivar a la relectura de Medellín”, “acercarse a la evolución del Magisterio latinoamericano después de Medellín” y “revitalizar las opciones de Medellín” son algunos de los objetivos de esta Asamblea en la que participan los miembros de la Junta Directiva de la CER, los superiores mayores de las congregaciones religiosas (o sus delegados), los presidentes de las instancias regionales de la CER y los coordinadores de las distintas comisiones de este organismo eclesial que congrega a las religiosas y a los religiosos de Ecuador.

La agenda de la Asamblea incluye momentos de oración, espacios de encuentro, conocimiento y compartir entre los participantes, presentación de informes de gestión –por parte del presidente y de la secretaria ejecutiva–, reflexiones y análisis en torno a la realidad que vive el país, así como el discernimiento del enfoque que deberá asumir la vida consagrada para responder al momento actual.

Fomentar la intercongregacionalidad

“Naturalmente, todo en el contexto del 50 aniversario de Medellín –con su huella imborrable en Latinoamérica– y la preparación del Sínodo de los Jóvenes y del V Congreso Americano Misionero (CAM) que se realizará en Bolivia”, ha explicado el misionero comboniano Rafael González Ponce, presidente de la CER durante el período 2014-2017, subrayando la necesidad de “fomentar cada día más la intercongregacionalidad como un desafío para los tiempos eclesiales actuales”.

Por su carácter electivo, la 42ª Asamblea General de la CER busca definir las líneas de acción que asumirá la vida religiosa ecuatoriana para el nuevo trienio 2017-2020, a fin de “responder con libertad a una Iglesia en salida”.

Nueva Junta Directiva

Corresponderá a la nueva Junta Directiva elegida por la Asamblea hacer realidad este propósito, de modo que la inspiración de Medellín dé lugar a “odres nuevos para vino nuevo”.

Tanto el presidente como la secretaria ejecutiva han sido reelegidos. El cuadro directivo de la CER para el período 2017-2020 [en la foto que abre este artículo] quedó constituido así:

– Presidente: Rafael González Ponce (Misioneros Combonianos).

– 1° vicepresidente: Lidia Yolanda Caraguay Pinta (Dominicas de la Inmaculada Concepción).

– 2° vicepresidente: Mariano Morante Montes (Hermano Marista).

– 3° vicepresidente: Lourdes Contreras Hidalgo (Carmelita del sagrado Corazón).

– 4° vicepresidente: Wilson José Posligua Bran (Agustinos).

– 1° vocal: José Dick Ramírez Chalán (Hermanos Menores Capuchinos).

– 2° vocal: Navarro Jácome María Beatriz (Hijas María Auxiliadora –Salesianas).

– 3° vocal: Beltrán Candia Edgar Heraldo (Frailes de la Paz).

– 4° vocal – USGE: Zoila Vásquez (Religiosas Oblatas de SS CC). 

– Secretaria ejecutiva: Nardi Torres Marín (Hija de la Caridad).

Noticias relacionadas
Actualizado
30/11/2017
Compartir