El Vaticano levanta las medidas cautelares al padre Román

El arzobispo de Granada da vía libre para que ejerzan el ministerio los tres sacerdotes que fueron acusados y absueltos de abusos

El padre Román, durante el juicio acusado por abusos sexuales/EFE

La Santa Sede ha levantado las medidas canónicas cautelares al padre Román Martínez Velázquez, dando así por cerrada la investigación eclesial iniciada a este y otros dos sacerdotes de la diócesis de Granada, después de que fueran acusados de supuesto abuso sexual a un joven cuando contaba entre 14 y 17 años.

De esta manera, el Vaticano sigue los pasos de la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Granada, que el pasado mes de abril absolvió al cura a través de una sentencia de 80 folios en la que negaba la credibilidad del denunciante. “No existe acreditación alguna de los hechos que son imputados al procesado, ni en lo esencial ni en lo accesorio o circunstancial”, recogía el dictamen de la justicia civil que ahora encuentra correspondencia en el ámbito eclesial.

Fin del calvario

Con la decisión del Vaticano en la mano, el arzobispo de Granada, Javier Martínez, ha anunciado que “en consecuencia, desde hoy vuelven a ejercer su ministerio sacerdotal y en este mismo día han recibido la comunicación de un nuevo destino”.

“Aquí acaban tres años de calvario”, asegura a Vida Nueva una de las personas que más de cerca ha seguido el proceso judicial del padre Román y que ahora confía en que se pueda restaurar el buen nombre de los tres sacerdotes.

Actualizado
29/11/2017
Compartir