La mano tendida del capellán del Murcia a Piqué

El defensa del F.C Barcelona Gerard Piqué (i) conversa con el capellán del Real Murcia Antonio Carpena/EFE

Ocurrió en la noche del martes. Durante el encuentro de la Copa del Rey entre el Murcia y el Barcelona. A Gerard Piqué le cayó algún que otro abucheo de la grada. Pero hubo alguien que se acercó antes de que sucediera estrechar su mano. Para romper muros

Fue Antonio Carpena, el capellán del Murcia. “Me acerqué a él antes del partido para saludarle y mostrarle mi apoyo. Le di ánimo y le comenté que pese a los pitidos que recibe en los campos de fútbol, debe seguir adelante, siendo tan buen futbolista como hasta ahora”.

Cultura del encuentro que Piqué correspondió regalándole su camiseta tras el partido que el central no jugó. “Le dije que no hiciera caso, que estábamos contentos de que sirviese a la selección, que le queremos allí”.

Las tres cuartas partes de la población ve restringida su libertad religiosa

Tres de cada cuatro ciudadanos del mundo vive con el derecho a la libertad religiosa amenazado. Se trata de la conclusión más llamativa del investigador especial para las Naciones Unidas sobre asuntos religiosos, Ahmed Shaheed.

Ante el Comité de Derechos Humanos de la ONU, constató que la intolerancia religiosa va en aumento y lo mostró a través de las leyes antiblasfemia, presentes en más de 70 países. Este tipo de normativa se convierte en la mayoría de los casos en un arma de los Gobiernos para reprimir toda opinión disidente.

Por eso, su principal llamamiento ante Naciones Unidas fue precisamente derogar este tipo de leyes, junto a otras que, de forma indirecta también supone una discriminación, por ejemplo, normas de zonificación que impiden construir en determinados lugares espacios de culto o vetos a inmigrantes solo por motivos religiosos. Por ello, durante su intervención hizo hincapié en la necesidad de que los Gobiernos protejan a las minorías religiosas.

Sant’Egido y sus mil refugiados en Italia

Mientras el Gobierno español deja en vía muerta la propuesta y el Ejecutivo francés respalda la iniciativa a cuentagotas, en Italia la Comunidad de Sant’Egidio celebra el éxito de los corredores humanitarios como la vía más factible y razonada para acoger a los refugiados.

Y es que, mañana aterrizará en el aeropuerto de Fiumicino un vuelo con más de 120 refugiados sirios que pasaran a integrarse en la sociedad italiana, no solo de la mano de Sant’Egidio, sino con el amparo de la Federación de Iglesias Evangélicas de Italia y Mesa Valende. Con este avión, se alcanzará el objetivo de las 1.000 personas acogidas según el acuerdo al que se llegó con los ministerios italianos de Interior y Asuntos Exteriores.

Todo un signo de colaboración entre Iglesia y Estado y de proactividad por parte de un Gobierno del viejo continente que lamentablemente no se está contagiando en otras latitudes de la Unión Europea.

 

Actualizado
26/10/2017
Compartir