Los santos también cantan: Madrid estrena el musical de San Faustino

  • Tras representarse en Roma, arranca la gira de la obra sobre el nuevo santo escolapio
  • La actualidad del día, bajo la mirada del director de Vida Nueva:
    • Más de 120.000 espectadores respaldan el cine espiritual
    • La Sagrada Familia, lista para su primera macrobeatificación

El musical "Las fórmulas de la vida" sobre San Faustino Míguez

Una mirada al pasado y un pie en el presente. Es el juego que propone el musical “Las fórmulas de la vida” que llega mañana a Madrid, al Colegio Calasancio. Con una producción que en nada tiene que envidiar a un “staff” profesional, desembarca en España esta obra que repasa la vida de Faustino Míguez, el santo español fundador de las calasancias que fue canonizado el pasado domingo por el Papa Francisco en la Plaza de San Pedro.

¿Y por qué “Las fórmulas de la vida”? El título juega con la vocación científica de aquel escolapio que, además de ser un apasionado de la educación, dedicó parte de su vida a la investigación para curar enfermedades a través de las plantas medicinales. Cura para los enfermos y para las almas.

Sorprende ver cómo una veintena de alumnos y exalumnos del Instituto Calasancio de Buenos Aires (Argentina), de entre 15 y 30 años, han puesto en pie este ambicioso proyecto que se estrenó el pasado sábado en Roma y que durante esta semana viaja por toda España. Primero Galicia, ahora Madrid y, después, Andalucía.

“No es una obrita escolar. Después de un año de trabajo, hemos logrado un musical de altura. No hay más que escuchar las voces de los actores, verles en escena y valorar  la calidad musical, el vestuario, el maquillaje y la escenografía para constatarlo”, defiende el director general y responsable de la puesta en escena, Juan Manuel Sodorini.

120.000 espectadores respaldan el cine con valores

Arranca la XIV Semana de Cine Espiritual promovida por el departamento de Pastoral de Juventud de la Conferencia Episcopal. Y lo hace con el respaldo de los 120.000 espectadores que en la pasada edición se sentaron en una butaca de 46 diócesis de nuestro país para disfrutar de la proyección de alguna película con valores, acompañada de un foro o debate posterior.

La cartelera planteada para esta edición 2017-2018 tiene una amplitud de miras que va desde “Hasta el último hombre”, de Mel Gibson, hasta “Ignacio de Loyola”, la película del filipino Paolo Dy que aborda la trayectoria del fundador de los jesuitas, deteniéndose especialmente en la lucha interior y el sentido de la comunidad.  No faltan en las propuestas lanzadas por la Conferencia Episcopal “Lo que la verdad importa”, la película solidaria de Paco Arango, así como “La buena mentira”, que aborda la cuestión de los refugiados.  Todo, sin olvidar la nueva versión de “BenHur”, protagonizada por Jack Huston. Propuestas en la gran pantalla para reflexionar sobre cuestiones vitales claves.

Casi quince años después de que arrancara la propuesta, el equipo que capitanean Peio Sánchez y Raúl Tinajero ha dado un paso más para no contar simplemente con espectadores pasivos, sino con sujetos activos, como muestra el concurso de cortometrajes para jóvenes que  “Cine con Espíritu”.

La Sagrada Familia, lista para su primera macrobeatificación

Todo está listo en Barcelona, en concreto en la Basílica de la Sagrada Familia, para acoger la primera beatificación de su historia. El sábado por la mañana subirán a los altares 109 mártires claretianos, en una celebración que estará presidida por el cardenal Angelo Amato, Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos.

Se espera que participen hasta 30 obispos de todo el planeta, más de 300 sacerdotes y la participación de 3.000 asistentes, entre ellos familiares de los nuevos beatos, 73 de ellos nacidos en Cataluña. Los claretianos fueron asesinados durante el conflicto de 1936, la mayoría en territorio catalán.

La tensión que se vive en Cataluña con cartas que vienen y van y un diálogo inexistente precisamente en estos días, puede convertir esta beatificación en una nueva llamada precisamente a la reconciliación, justo aquello que representan estos hombres a quienes mataron por odio a la fe y que, sin embargo, fueron un ejemplo de perdón.

Actualizado
19/10/2017
Compartir