Francisco anima a vivir en “una espera vigilante”: “El cristiano no está hecho para el aburrimiento”

  • Durante la audiencia general del miércoles, el Papa continúa su ciclo de catequesis dedicado a la esperanza
  • Bergoglio ha invitado a los jóvenes, especialmente en octubre, a rezar el Rosario “por la paz en el mundo”

papa Francisco audiencia general miércoles 11 octubre 2017

En la audiencia de hoy miércoles 11 de octubre en la Plaza de San Pedro, el papa Francisco ha hablado de la espera vigilante. Ha animado a los fieles a estar preparados para la llegada de Cristo, ya que no hay nada más importante que el día que nos encontremos cara a cara frente a Él. Francisco ha querido recordar que no hay que temer ese encuentro, que será “un abrazo, una gran alegría… ¡Una alegría enorme!”.

Continuando su ciclo de catequesis dedicado a la esperanza, Bergoglio ha recordado que los cristianos no debemos ser perezosos; estamos hechos para el trabajo y la paciencia, e incluso en los momentos más rutinarios y aburridos podemos ser buenos cristianos y reflejar el amor de Jesús, en cualquier momento de nuestras vidas. “El cristiano no está hecho para el aburrimiento; en todo caso para la paciencia. (…) La resignación no es una virtud cristiana. Como no es de los cristianos levantar los hombros o inclinar la cabeza adelante hacia un destino que nos parece ineludible”, ha dicho.

“No nos encerremos en nosotros mismos –dijo en otro momento–, no nos arrepintamos con melancolía de un pasado que se presume dorado, sino miremos siempre adelante, a un futuro que no es solo obra de nuestras manos, sino que sobre todo es una preocupación constante de la providencia de Dios”.

También se ha referido el Papa a todos aquellos que lo puedan pasar mal en algún momento, y les ha querido consolar recordando que la unidad con Dios debe despojarnos de nuestro miedo y “todo lo que parezca opaco un día se tornará Luz” por medio de Él.

Finalmente, ha recomendado la invocación con la que concluye el Apocalipsis, “Ven, Señor Jesús”, que los cristianos han rezado desde hace siglos en todas las lenguas, y ha dicho que en las horas más difíciles de nuestras vidas debemos escuchar mediante la oración su respuesta: “¡He aquí, vengo pronto!”.

Rezar el Rosario por la paz

Como de costumbre, ha saludado en sus idiomas respectivos a peregrinos de lengua francesa, inglesa, portuguesa, árabe, española e italiana, acordándose especialmente de los que mañana celebran el Día Mundial de la Visión, dedicado a la prevención de la ceguera, y ha encomendado a todos lo que tienen problemas de vista en sus oraciones.

También ha saludado especialmente a los miembros del Pontificio Colegio Mexicano de Roma, que celebra su 50º aniversario, y a los jóvenes, a los que ha pedido rezar el Rosario, especialmente durante este mes de octubre.

“El próximo viernes 13 de octubre, se clausura el centenario de las últimas apariciones marianas en Fátima”, recordó, invitando a rezar “el Santo Rosario por la paz en el mundo”. Y habló además de la fiesta de Nuestra Señora Aparecida, patrona de Brasil, destacando los tres siglos del hallazgo de la estatua de la Virgen.

Por último, ha citado la reunión de la Congregación de las Iglesias Orientales que ha tenido lugar estos días, y ha encomendado a todos los asistentes que recen por que continúe con su “generosa dedicación y servicio” a los católicos de oriente.

Actualizado
11/10/2017
Compartir