La Familia Vicenciana celebra 400 años de “caridad globalizada”

  • Roma será estos días el centro de las actividades del año jubilar por la celebración del cuarto centenario del Carisma Vicenciano
  • Del 12 al 15 de octubre se desarrolla un Simposio Mundial y una audiencia con el papa Francisco
  • Entre las iniciativas conmemorativas, se lanzará la ‘Alianza de la Familia Vicenciana con los sin hogar’

Los religiosos paúles Tomaz Mavric, superior general de los Paúles y de las Hijas de la Caridad; Giuseppe Carulli, de la Curia general; y Joe Agostino, coordinador del simposio, han presentado en la mañana de hoy martes 10 de octubre el Simposio de la Familia Vincenciana, que reunirá en Roma, del 11 al 15 de octubre, a más de 10.000 personas de unos 90 países.

La cita toma el lema del año jubilar que se ha decretado con motivo de este aniversario: ‘Fui forastero y me acogisteis’ (Mt 25,35), que irá acompañado por el Festival Internacional de Cine “FindingVince400”.

Un congreso sobre los refugiados

Para Tomaz Mavric, “servir a Dios en los pobres, a través de la predicación del evangelio, misión, y el apoyo a los necesitados, caridad, es desde donde nace este deseo de una caridad globalizada”, y por ello la acogida a los inmigrantes y refugiados será el elemento central de este gran simposio internacional organizado en Roma y que espera llegar a todos los vinculados a la Familia Vincenciana.

“Será un momento de gracia para aquellos que pueden estar físicamente en Roma, pero también para aquellos que no pueden estar allí, todos estarán conectados por medios de comunicación modernos porque queremos con todo nuestro corazón que esta sea una fiesta de toda la familia vicenciana, de todos aquellos que se sientan cerca de este carisma”, ha señalado Mavric.

Estas jornadas incluyen una oración ante la Medalla Milagrosa en la Basílica de San Juan de Letrán, diferentes conferencias, trabajos por grupos lingüísticos, sesiones especiales para los religiosos jóvenes y una vigilia de oración en la Basílica de San Pablo Extramuros, donde se clausurará el Simposio el domingo 15 de octubre. Un momento destacado será la audiencia especial con el papa Francisco, el sábado 14 de octubre a mediodía.

Acciones en todo el mundo

El superior general ha señalado que “juntos abrimos nuestros corazones a Jesús; Jesús hablará y nosotros responderemos porque queremos que la caridad sea globalizada y haremos todo lo posible para avanzar en esta dirección”. Esta caridad ya se está concretando de muchas maneras en este año jubilar por todo el mundo.

Así en Brasil, por ejemplo, la Familia Vicenciana escribió una carta abierta para condenar la corrupción que está destruyendo los cimientos de la sociedad del país; en la India se están construyendo casas para las personas sin hogar; en Corea del Sur, las Hermanas de la Caridad de Seton Hill han lanzado nuevos servicios para apoyar a los refugiados norcoreanos; o también el inicio de las actividades en Haití, gracias al apoyo de los Misioneros Siervos de la Santísima Trinidad.

Otras de las iniciativas de este cuarto centenario son la peregrinación, desde el pasado mes de enero, de la reliquia del corazón de san Vicente de Paúl. La reliquia se trasladada a Roma esta semana para que esté presente en la ciudad durante los días del congreso.

Además, en Bruselas, en el Parlamento Europeo, se presentó el pasado junio el proyecto ‘Alianza de la Familia Vicenciana con los sin hogar’, que se lanzará oficialmente el próximo 14 de octubre en el encuentro con el papa Francisco.

La Familia Vincenciana, de la que forman parte los Padres Paúles (Congregación de la Misión) o las Hijas de la Caridad, está presente en 150 países y cuenta con más de 2 millones de miembros.

Noticias relacionadas
Actualizado
10/10/2017
Compartir