La Iglesia boliviana advierte que la democracia está en peligro

  • La Secretaría General de la Conferencia Episcopal rechaza la tentativa de anular artículos de la Constitución que limitan la reelección indefinida de los gobernantes
  • “Se impone una nueva forma de colonialismo ideológico sobre los valores culturales y religiosos de la mayoría de los bolivianos”, lamenta el Episcopado

José Fuente, secretario general adjunto de la Conferencia Episcopal de Bolivia

La Secretaría General de la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB) se ha pronunciado frente a las recientes decisiones legislativas que podrían dar lugar a la reelección definitiva de las autoridades gubernamentales.

‘¿Dónde nos están conduciendo?’ es el título del comunicado dado a conocer por el secretario general adjunto de la CEB, el sacerdote José Fuente, el pasado 2 de octubre en La Paz [en la imagen].

La Iglesia boliviana lamenta “las malas noticias de las jornadas precedentes, cuyas graves consecuencias se ciernen sobre el conjunto de la sociedad boliviana” y, al mismo tiempo, apela a la conciencia moral de los ciudadanos para defender la vida, la dignidad y la institucionalidad democrática del país, “ya que las leyes no siempre garantizan lo que es justo, correcto y ético, valores que no dependen de la confesión religiosa que profesemos”.

Expresamente, la CEB manifiesta su preocupación frente a la admisión del Tribunal Constitucional Plurinacional del recurso de inconstitucionalidad abstracta presentado por el partido del actual gobierno, que busca anular artículos de la Constitución que limitan la reelección indefinida de los líderes políticos.

Daño a la democracia

“Este hecho constituye un grave daño a la democracia, y desconoce la voluntad popular expresada en el Referendum del 21 de febrero de 2016”, destaca la CEB, agregando que “este antecedente puede llegar a socavar la credibilidad y legitimidad de las autoridades y las instituciones llamadas a preservar la salud democrática de nuestro país y podría colocarnos en una situación de vulneración del orden constitucional de imprevisibles consecuencias”.

Ante el riesgo de que se otorguen derechos políticos ilimitados a los actuales gobernantes, la CEB cuestiona: “¿Dónde quedan los derechos de los millones de bolivianos que rechazaron esa opción en referéndum?, ¿dónde quedan la normativa y jurisprudencia, tanto nacional como internacional que han respetado en todo momento las reglas de la democracia vigente en un Estado?”.

Sumisión a intereses políticos

Al igual que otras voces de la sociedad, la Iglesia boliviana rechaza con vehemencia “este acto de sumisión de las más altas instancias legales a los intereses del poder político”, y eleva una plegaria para que “la verdad y la justicia nos ilumine y nos ayude a ser verdaderos servidores del pueblo”.

Por otra parte, frente a la aprobación en la Cámara de Diputados del artículo 153 del Proyecto de Código del Sistema Penal –sobre las causales en las que se despenaliza el aborto en el país–, la Iglesia también reitera su “firme rechazo”, como ya lo había expresado el 20 de mayo, no solo por la forma apresurada en la que se dio la aprobación del polémico artículo “sin permitir un debate franco y transparente y forzando horarios para no contar con un hemiciclo pleno”, sino también por el desconocimiento de miles de firmas entregadas a la Asamblea Legislativa Plurinacional y numerosas manifestaciones a favor del derecho a la vida.

Colonialismo ideológico

“Vemos con profundo pesar que se impone una nueva forma de colonialismo ideológico sobre los valores culturales y religiosos de la mayoría de los bolivianos”, denuncia la secretaría general de la CEB.

Noticias relacionadas
Actualizado
06/10/2017
Compartir