Los obispos bolivianos piden al Gobierno un “diálogo sincero y transparente” con los indígenas

  • Ante la promulgación de la Ley que anula la intangibilidad de la región del TIPNIS, la Iglesia pide que se respeten y garanticen los derechos de sus habitantes

Indígenas en Bolivia/ EFE

A través de un comunicado dado a conocer el 11 de agosto, la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB) y la Red Nacional de Pastoral Social Cáritas Boliviana expresaron su preocupación “ante las decisiones gubernamentales que, a través de la abrogación de la Ley 180, pretende la implementación de una nueva Ley de protección, desarrollo integral y sustentable del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Secure (TIPNIS)” que anula su intangibilidad, favoreciendoproyectos extractivistas, monocultivos y la construcción de carreteras, como también ha denunciado la REPAM.

El bien común como prioridad

No nos oponemos al desarrollo del país, pero sí demandamos un desarrollo como indica el papa Francisco, basado en el bien común que presupone el respeto a la persona humana en cuanto tal, con derechos básicos e inalienables ordenados a su desarrollo integral”, sostienen las organizaciones eclesiales bolivianas, evocando las palabras de Francisco en Laudato Si’.

En este sentido, al defender que el desarrollo integral “debe ser decidido por los propios pueblos indígenas de acuerdo a su visión cultural y sus formas de vida”, la Iglesia convoca al diálogo para evitar todo tipo de confrontación el próximo domingo 13 de agosto, cuando el gobierno boliviano promulgará la nueva Ley (No. 266) en Trinidad, capital del departamento de Beni.“Esperamos que no haya violencia y no se busque el enfrentamiento, que se evite la provocación”, dijo el obispoEugenio Coter, vicario apostólico de Pando y presidente de Cáritas Boliviana.

El malestar de las comunidades que habitan el TIPNIS se remonta al proceso de consulta, “posterior al comienzo de las obras de construcción de la carretera del gobierno”, razón por la cual no corresponde a los estándares normativos nacionales e internacionales de ‘consulta previa’.

Falsas disyuntivas: intangibilidad vs. desarrollo

Además, la consulta giró en torno a falsas disyuntivas: intangibilidad vs. desarrollo, “presentando la intangibilidad como la imposibilidad de utilizar cualquier recurso natural del TIPNIS para la subsistencia de las familias indígenas” y “asumiendo una actitud arbitraria en contra de la voluntad de estos pueblos” y a favor de intereses privados.

Ante esta situación, “es menester un diálogo sincero y transparente con los habitantes del TIPNIS, involucrando a sus organizaciones legítimas en la búsqueda de su desarrollo, tal cual ellos lo conciben, es decir integrado a su hábitat”, pide la Iglesia.

El Estado tiene obligación de respetar y garantizar esos derechos, por lo cual está llamado a conciliar intereses, principalmente cuando se trata de la vida de los pueblos custodios de este Territorio. Ellos nos han dado suficientes muestras de responsabilidad y sabiduría de cómo administrar su Casa Común”, concluye el comunicado.

Noticias relacionadas
Actualizado
13/08/2017
Compartir