El muro de Trump pone en riesgo reservas ecológicas de Texas

  • La Iglesia Católica y organizaciones civiles de Estados Unidos salen a las calles para manifestarse

Fieles católicos y miembros de varias organizaciones civiles en la ciudad de Mission, Texas, Estados Unidos, se han organizado para realizar este sábado una caminata y diversas actividades culturales con la finalidad de concientizar a la población sobre las afectaciones que sufrirá el medio ambiente con la inminente construcción del muro fronterizo propuesto por el presidente Donald Trump.

Son más de 50 movimientos civiles los que se han reunido esta mañana para llevar a cabo las protestas pacíficas bajo las consignas de “¡Salvar Mission!”, “¡Salvar el río!” y “¡Resistir al muro!”.

El contingente saldrá en “procesión” de la Iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe, hasta llegar al parque La Lomita, una de las reservas ecológicas más importantes de Mission, que estaría en riesgo de llevarse a cabo la iniciativa del gobierno norteamericano.

En entrevista para Vida Nueva Digital, John Michael, integrante de Lower Río Grande Valley Sierra Club, una de las organizaciones convocantes, dijo que entre los participantes se encuentra el padre Roy L. Snipes de la iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe, así como el congresista demócrata por Mc Allen, Vicente González.

En La Lomita se realizará un mitin en el que se recordará y celebrará la historia y cultura del estado de Texas, “mostrarán su amor” por el Río Grande y se manifestarán contra las políticas migratorias del presidente norteamericano, principalmente contra el muro fronterizo.

Para los pobladores de Mission, esta iniciativa es una “manifestación de odio” del presidente Trump, que además dañaría sus comunidades y áreas naturales, pues entre otras cosas, les impediría acceder al río. Y es que –aseguran–el proyecto del muro tiene contemplado blindar largos tramos del Valle del Río Grande, incluyendo sitios importantes como el histórico de La Lomita, cuya capilla fue construida en 1865.

“Además, se dañarían las casas de mucha gente, se despojaría a los agricultores de sus tierras, se cerrarían los parques y se devastarían los refugios de vida silvestre ecológicamente sensibles… Esta propuesta, que infligiría un daño real y duradero, demuestra una ignorancia fundamental de la realidad de la frontera”, aseguran los convocantes, quienes además consideran que el muro no impedirá que los migrantes desistan de su intento de alcanzar el llamado “sueño americano”, lo único que hará es que éstos busquen cruzar la frontera en otros lugares, con un mayor riesgo de morir por deshidratación.

Entre las principales organizaciones convocantes está Save Santa Ana National Wildlife Refuge, La Unión del Pueblo Entero (LUPE), National Butterfly Center, Call to action/Río Grande Valley y Environmental Awareness Club.

Actualizado
12/08/2017
Compartir