Los jesuitas denuncian que el CIE de Aluche veta las visitas a los migrantes

  • El Servicio Jesuita a Migrantes señala que desde el 2 de agosto se exige una petición por escrito para entrar en el Centro de Internamiento de Extranjeros, algo que contradice la Ley de Extranjería
  • La ong de la Iglesia califica de “absurda” la decisión y reclama “el cambio de la política migratoria para garantizar la acogida y la inclusión”

Decenas de periodistas a las puertas del Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Aluche/ EFE

El Servicio Jesuita a Migrantes de España alza la voz para denunciar que el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Aluche les está limitando el acceso para acompañar a quienes permanecen internados allí “exclusivamente a aquellas personas que pidan expresamente, y por escrito, ser visitadas”.

A través de un comunicado, la entidad se refiere a esta medida como “absurda decisión” que vulnera los derechos de los migrantes y denuncia que la dirección del CIE “ha modificado unilateralmente las condiciones para llevar a cabo las visitas que realizan las organizaciones de defensa de los derechos de los inmigrantes, sin previo aviso y sin notificación al Juzgado de Control ni a las propias ONG”.

De esta manera, para las organización de los jesuitas se está incumpliendo la propia normativa del centro así como la Ley de Extranjería que reconoce que los internados puedan “entrar en contacto con ONG y organismos nacionales, internacionales y no gubernamentales de protección de inmigrantes”.

Además, el Servicio Jesuita a Migrantes también detalla que la petición de cita previa para las visitas “entra en contradicción” con una resolución judicial en la que se consideraba innecesario este requisito “al objeto de no dañar los intereses y derechos de los internos, ya que en cualquier momento pueden ser expulsados o puestos en libertad”.

Catarata de sentencias

En el comunicado, la ong también recuerda que la situación en el CIE de Aluche ha empeorado, como muestra “la catarata de Autos dictados por los Juzgados de Control durante los últimos meses denunciando el incumplimiento reiterado de la normativa en el CIE de Madrid en lo relativo al acceso al derecho de asilo, la atención médica o la identificación de los agentes de la Policía Nacional, entre otros aspectos, así como la denuncia del Defensor del Pueblo respecto a la estancia en el Centro de un grupo de 13 posibles menores, que está siendo investigada por la Fiscalía en la actualidad”.

Todas estas circunstancias han hecho que las organizaciones que velan por la integridad de los inmigrantes en el centro – Pueblos Unidos, SOS Racismo Madrid y Karibu- hayan redoblados sus esfuerzos y presencia a través de sus voluntarios. A la luz de todos estos acontecimientos, una vez más los jesuitas reclaman “al Gobierno el cierre de todos los CIE del Estado y el cambio de la política migratoria para garantizar la acogida y la inclusión”.

Noticias relacionadas
Actualizado
10/08/2017
Compartir