Gonzalo Ruiz: “Los jóvenes no pueden resignarse a la precariedad laboral”

  • En conversación con VN, el nuevo presidente de la HOAC insta a los jóvenes a “protagonizar su futuro y vivir desde la comunión y la solidaridad”
  • “El Papa está contribuyendo a que en la Iglesia se habla más del mundo del trabajo”, asegura el laico granadino

Gonzalo Ruiz, nuevo presidente de la HOAC tras ser elegido en el Pleno General celebrado en Ávila los días 8 y 9 de julio de 2017

Gonzalo Ruiz no ha podido disfrutar mucho de su jubilación, a la que accedió en septiembre del año pasado tras cuarenta años como maestro de Educación Primaria. El próximo 4 de septiembre, este granadino, casado y con dos hijos, renueva su compromiso de militante cristiano como presidente de la Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC), cargo para el que fue elegido –40 años después de incorporarse a ella– en el Pleno General celebrado los días 8 y 9 de julio en Ávila.

PREGUNTA.- Tras este Pleno, en el que han participado 120 militantes llegados de las diversas diócesis españolas, ¿qué balance hace de la actividad desarrollada por la HOAC durante los últimos años?

RESPUESTA.- Hemos hecho revisión de los dos últimos cursos, en los que hemos ido desarrollando los acuerdos y tareas aprobados en la XIII Asamblea General, celebrada en agosto de 2015. El balance es positivo. Hemos revisado el plan de trabajo del bienio 2015-2017, también se ha valorado la campaña ‘Trabajo digno para una sociedad decente’, hemos aprobado una propuesta de renovación de nuestro periódico ¡TÚ! y el plan de trabajo para el próximo bienio.

P.- ¿Y cuáles son las líneas de trabajo adoptadas para los próximos dos años?

R.- Se ha llevado a cabo lo planteado en el plan 2015-2017, avanzando en la vivencia de las propuestas de vida y acción que aprobamos en la XIII Asamblea General. En concreto, se ha hecho hincapié en los procesos de acompañamiento y formación de las personas de nuestros ambientes de trabajo y vida, en el cultivo de nuestra espiritualidad, en nuestras prácticas de comunión de bienes, vida y acción con las personas del mundo obrero y del trabajo; y en el impulso de nuestro ‘Quehacer Apostólico Comunitario’, sobre todo con el desarrollo de la campaña ‘Trabajo digno para una sociedad decente’, que comenzó en 2015 y que hemos renovado por otro bienio. Así pues, el balance es positivo y en el próximo bienio seguiremos impulsando estas líneas de acción, intentando avanzar y profundizar en el camino emprendido.

Cercanía y acompañamiento

P: Uno de los colectivos que más sufren esa falta de trabajo digno es el de los jóvenes. ¿Cómo se llega a esa parte de la población que más está sufriendo la precarización derivada de la crisis económica y financiera vivida en la última década?

R.- Al hablar de los jóvenes, y en una sociedad muy secularizada, la situación es aún más difícil. Pues ellos están aun más precarizados que sus mayores. Pero la forma de llevarles el mensaje del Evangelio es la misma: cercanía y acompañamiento. Haciéndoles ver que no pueden resignarse a seguir así, que tienen que ser protagonistas de su futuro, que hay que pelear y luchar por que la vida tenga sentido. Pero esto hay que hacerlo desde el acompañamiento, desde la cercanía. Mostrándoles que es posible vivir de otra manera, desde la comunión y la solidaridad. Ayudándoles a preguntarse qué les pasa y por qué les pasa, para, desde ahí, ir buscando respuestas en las que ellos sean los actores de ese proceso.

P.- El papa Francisco habla continuamente de la importancia de dignificar el trabajo. ¿Le ayuda a la HOAC en su tarea apostólica coincidir con el diagnóstico de este Papa, convertido en referente moral mundial?

R.- Francisco dice que “el mundo del trabajo es una prioridad humana. Y, por lo tanto, es una prioridad cristiana”. Que el Papa insista continuamente en esto contribuye notablemente a que en la Iglesia vaya creciendo la sensibilidad y dando mayor importancia al trabajo y a su dignidad como condición sine qua non para conseguir que las personas vivan con dignidad.

Sobre la Asamblea del MMTC en Ávila

P.- Hoy se inaugura en Ávila la Asamblea General del Movimiento Mundial de Trabajadores Cristianos, en la que estará la HOAC, y a la que asistirán también los líderes de los principales sindicatos españoles. ¿Cómo son las relaciones de la HOAC con los sindicatos? ¿Les tienen en consideración, establecen puentes para colaborar o les miran por encima del hombro?

R.- Las relaciones son de respeto y de consideración mutua. Cuando nos reunimos con ellos, les hacemos llegar nuestra preocupación por la situación de los trabajadores empobrecidos, los precarios, los que están en situación de desempleo. Les pedimos que no se olviden de los trabajadores y trabajadoras que están en peor situación y que, por ello mismo, son más débiles y vulnerables. Pensamos que la tarea de los sindicatos es fundamental para que las condiciones de trabajo sean dignas y permitan a los trabajadores vivir con dignidad. Conseguir unas condiciones de trabajo dignas es esencial para que nuestra sociedad sea decente.

Noticias relacionadas
Actualizado
15/07/2017
Compartir