Aragón mantiene Religión en 2º de Bachillerato y la reduce a la mitad en Primaria

  • Así lo ratifica una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Aragón
  • El Arzobispado de Zaragoza se congratula por lo que atañe a Bachillerato, pero estudia plantear un recurso sobre el pronunciamiento que afecta a Primaria

Alumnos en clase de Religión, en una foto de archivo curso 2016/2017

El Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) obliga a mantener la asignatura de Religión en 2º de Bachillerato dentro de las 30 horas semanales obligatorias y permite reducir el horario en Infantil y Primaria de 90 a 45 minutos semanales. Así lo ha ratificado en una sentencia hecha pública hoy, 14 de julio.

Ante la decisión de la Sala en lo que respecta a 2º de Bachillerato, el Arzobispado de Zaragoza se congratula porque “la sentencia, al devolver la clase de Religión al horario lectivo, deja claro el carácter curricular y estrictamente académico de esta asignatura”.

Sin embargo, la Justicia no ve inconveniente en la reducción de horas lectivas a la mitad en Infantil y Primaria. La medida, impulsada por el Gobierno de Aragón, ha chocado siempre con la postura de los prelados aragoneses, puesto que “la reducción a 45 minutos de la clase de Religión en Infantil y Primaria sitúa a la comunidad aragonesa a la cola de la enseñanza religiosa en Europa (Reino Unido, Alemania, Dinamarca, Suecia, Noruega, etc.), donde está claro el necesario papel cultural y antropológico que cubre dicha disciplina”.

Medidas cautelares

Las diócesis aragoneses están estudiando plantear los recursos pertinentes ante la reducción en Infantil y Primaria. Asimismo, “se va solicitar la continuidad de las cautelares ya concedidas, con el objetivo de que, mientras tanto, se pueda seguir ofertando la materia de Religión con un horario semanal mínimo de 90 minutos”. Y es que el pasado 7 de septiembre el TSJA escuchó a los obispos y estimó las medidas cautelares al respecto para que la asignatura mantuviera la carga horaria.

Esta medida no solo afecta a los alumnos que cada año eligen la asignatura, sino a los profesores, puesto que más de 200 docentes verían reducido su sueldo a la mitad debido a la reducción horaria. Por ello, “desde el cumplimiento estricto de la legalidad y dentro del marco constitucional, la archidiócesis de Zaragoza seguirá defendiendo a las familias en el ejercicio de la libertad religiosa y la libertad de enseñanza”.

Noticias relacionadas
Actualizado
14/07/2017
Compartir