Los agustinos recoletos también claman contra la dictadura en Venezuela

  • En una carta pública, denuncian que en el país se pasa hambre y se muere por falta de medicinas
  • Consideran que Maduro hace uso de la censura y la represión con el único fin de “perpetuarse en el poder”

Protestas en Venezuela

Los agustinos recoletos de Venezuela han escrito una carta pública destinada a los que comparten el carisma de su congregación en todo el mundo para transmitirles, en estos momentos de fuerte convulsión política, “los dolores y las esperanzas de nuestro pueblo”. Igualmente, con este mensaje buscan agradecer los muchos gestos y llamadas recibidos por comunidades de agustinos recoletos –empezando por el prior general, Miguel Miró– de numerosos países. “No nos sentimos solos o abandonados”, se congratulan.

“Lo que comenzó como un clima político polarizado y hostil –denuncian–, escaló a una profunda crisis económica y social causada por la radicalización del proceso revolucionario, que ha reducido la institucionalidad del país a los alineamientos del partido de Gobierno con un solo fin: perpetuarse en el poder”.

Todo esto está produciendo una situación catastrófica que ya afecta a todos los estratos sociales. Así, se constata la “dificultad para adquirir los alimentos básicos y medicamentos”, lo que ocasiona que “la desnutrición infantil aumente” y que “familias enteras hurguen entre la basura buscando algo para saciar el hambre”. De hecho, los agustinos recoletos ven “alarmante” la cifra de quienes “mueren por falta de medicinas”.

Otra gran consecuencia de este “escandaloso empobrecimiento de nuestro pueblo”, fruto en buena parte de una “inflación galopante”, es que muchos ciudadanos, especialmente jóvenes, hacen todo lo posible por huir del país.

Más de 90 manifestantes asesinados

En vez de centrarse en dar respuestas a estas emergencias sociales, el Ejecutivo de Nicolás Maduro responde con censura y represión. A la la “falta de información veraz”, que es “escandalosa”, con muchos medios “comprados por el régimen o presionados con la no renovación de las concesiones que le permiten su operatividad”, se une el “recrudecimiento de manifestaciones pacíficas”, siendo teóricos responsables del orden público responsables directos de “herir y asesinar a ciudadanos en el ejercicio de sus derechos fundamentales”. En estas últimas semanas, el balance es de más de 90 muertos…

Además, donde no llegan los policías y militares, sí lo hacen los colectivos, grupúsculos instigados por el chavismo para instalar en las calles una “oleada de violencia y vandalismo”. Sin olvidar a los “presos políticos”, entre ellos, un joven ligado al carisma agustino recoleto.

Un faro de paz

En medio de esta catarsis, la congregación desea impulsar el “discernimiento evangélico” y encarnarse “en el compromiso afectivo y efectivo con nuestro pueblo, especialmente con los más pobres”. “Delante de la tentación del odio y de la violencia –sostienen–, optamos por la paz y la solidaridad”.

Noticias relacionadas
Actualizado
11/07/2017
Compartir