La radio que busca hacer puentes

La nueva emisora de villa de la Cárcova es una voz amiga que ayuda a eliminar prejuicios instalados en la sociedad y propicia la creación de nuevos lazos de encuentro.

Las primeras palabras para la inauguración de la radio fueron de un invitado de lujo, que cualquier medio de comunicación estaría deseoso por tener en su programa: el papa Francisco. Quien envió un mensaje de audio grabado, desde el Vaticano, de manera exclusiva para la comunidad de la villa de la Cárcova que fue emitido durante la misa y a través del primer programa del ciclo radial. Ocurrió el pasado domingo 2 de julio en la parroquia San Juan Bosco de la ciudad de José León Suarez (Buenos Aires), diócesis de San Martín.

Primera transmisión radial

La inauguración oficial –radio que se puede escuchar online en www.cristodelosvilleros.com– y su bendición, por parte del padre José “Pepe” Di Paola, se realizó al término de la misa dedicada al día de la familia, donde la comunidad se reunió en una verdadera fiesta que contemplaba la celebración, un almuerzo comunitario y un festival de música y baile folclórico. Todo el día, la alegría de un pueblo creyente se apoderó un reciento colmado por los vecinos, y que se adueñó de aquellos que venían especialmente a participar del esperado lanzamiento.

Previamente para sorpresa de todos los presentes, al término de la lectura del Evangelio, por los parlantes del templo se escuchó una voz pausada y profunda ya reconocida por todos. El papa Francisco saludaba a toda la comunidad y daba su bendición a la radio: “A todos los que idearon, trabajan y escuchan la radio Cristo de los Villeros, a todos mis hermanos de la parroquia San Juan Bosco, de villa la Cárcova, villa 13 de julio, villa Curita de José León Suarez, les mando un afectuoso saludo y mi bendición”.

“Gracias por el trabajo que están haciendo. Gracias por jugarse por cosas buenas, por comunicarse, por hacer puentes y no levantar muros”, agregó el Papa. Y volvió a agradecer “por no destruirse con chismes sino por acercarse con la mano tendida (…) sigan comunicándose así porque así se construye un país hermano y un mundo de hermanos”.

Al término de la alocución pontifica, el eufórico grito “Viva el Papa Francisco” se hizo escuchar alcanzando el corazón de la feligresía que despertó un fuerte aplauso, agradeciendo y acompañando las palabras del Papa.

Lo mejor… “tiene que estar en la villa”.

Los sacerdotes “Pepe” Di Paola y Andrés Taborda

La estación radial funciona en el predio de la Escuela de Artes y Oficios San Romero de América que se construyó detrás del templo parroquial. Dicho espacio fue desarrollado especialmente para capacitar a los jóvenes de los barrios en busca de un mayor aprendizaje e inclusión laboral. El lugar cuenta con un curso específico de radio tanto para jóvenes como para adultos con el fin que puedan insertarse con mayores herramientas en el mundo de los medios de comunicación y sobre todo puedan crear su propio programa radial. Este último es hoy el desafío más grande que atraviesa el emprendimiento: llenar la grilla de programación, y no sólo por cargarla de horas sino darle un contenido evangelizador acorde a nuestros tiempos de diversidad cultural con un tinte plural, involucrando a los jóvenes, persona mayores, hombres y mujeres en un ambiente muy especial que despierta la creatividad para anunciar a Cristo.

La familia, esa fecha de celebración que convocaba, trasladó a los presentes a pensar en la unidad y hacer un paralelismo con lo que la radio representa. Recordó que la voz de la radio no tiene condición social y que gracias a Internet se expande para alcanzar a otros que están mas alejados, en el sentido doble que interpretamos de esa palabra, dentro de una comunidad que se une al espíritu diocesano, donde se puede expresar con libertad y en armonía. Esa voz amiga que proviene de la radio eliminando prejuicios instalados en nuestra sociedad y creando nuevos lazos de encuentro. Con un mensaje y un contenido cargado de buenas noticias como el Papa propone, que brinda una distinción en la comunicación actual mediante una voz fraterna, respetuosa, afectuosa; la voz de una familia.

El estudio de radio creado en la parroquia se asemeja al mejor estudio privado del dial que acostumbramos a escuchar. Su construcción está en sintonía con lo que el padre Pepe siempre expresa: “Las mejores escuelas y los mejores clubes tienen que estar en la villa”. Ahora el mejor estudio de radio también, pero ya no expresado como un demanda social, en deseo, porque esto es un hecho, está presente, está en la villa de la Cárcova y se puede escuchar en www.cristodelosvilleros.com

Noticias relacionadas
Actualizado
10/07/2017
Compartir