Piden a la OEA respetar la voluntad del pueblo sobre vida, familia y libertad religiosa

  • A través de una declaración, 700 legisladores manifestaron al Secretario General del organismo su preocupación por las políticas y perspectivas ideológicas que se busca imponer a los Estados miembros

El diputado del Partido Nacional de Uruguay, Carlos Lafigliola, entregó este lunes al Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, la Declaración Americana sobre la Independencia y Autodeterminación de los Pueblos en Asuntos Relacionados a la Vida, la Familia y la Libertad Religiosa, en el marco de la 47 Asamblea General del organismo que se lleva a cabo desde hoy, y hasta el 22 de junio, en la ciudad de Cancún, México.

El documento, también conocido como “Declaración de México”, fue firmado por 700 miembros de los cuerpos legislativos de los estados integrantes de la OEA, y entre otros puntos, manifiesta su “consternación ante los agresivos y continuados esfuerzos de la OEA, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y la Corte Interamericana de Derechos Humanos, por adelantar e imponer a los Estados miembros ciertas políticas y perspectivas ideológicas que atentan contra el derecho a la vida, la familia y las libertades de expresión, de asociación y religiosa”.

En dicha declaración, los legisladores solicitan también que se reconozca que “estas acciones específicas no sólo vulneran directamente derechos establecidos en la Convención Americana, sino que exceden el mandato que les ha sido conferido por los Estados miembros, pues interfieren en asuntos que no están contemplados por la Convención, y por ende, corresponden a la jurisdicción interna de los Estados”.

De igual forma, piden el reconocimiento de que “estas intervenciones indebidas de la OEA, la Comisión y la Corte en asuntos de la jurisdicción interna de los Estados miembros, representan un ataque a la independencia y autodeterminación de los Estados, así como a su ordenamiento constitucional”.

La declaración, que se dio a conocer en la primera edición del Congreso Hemisférico de Parlamentarios, celebrado el pasado 15 de junio en la Ciudad de México, rechaza de forma contundente “cualquier interpretación que promueva la creación de una supuesta obligación internacional de autorizar o subsidiar el aborto voluntario o de ampliar supuestos de aborto no punible; o que limite el derecho de objeción de conciencia de aquellos que por razones serias se niegan a cooperar con el aborto voluntario”.

En ese contexto, Leonardo Arzamendi, vocero del Consejo Coordinador de Movimientos por la Vida y la Familia, entregó también al secretario de Relaciones Exteriores de México, Luis Videgaray, esta declaración en representación del Frente Nacional por la Familia.

Actualizado
20/06/2017
Compartir