Organizaciones eclesiales buscan posicionar la ternura como modelo de crianza en América Latina

  • Se inicia la campaña ‘Cero violencia 100% ternura’, para proteger a la niñez
  • Cada día mueren 220 niños en el continente
  • El CELAM, la Pastoral da Criança, Visión Mundial, Cáritas y ALER forman parte de esta coalición

religioso con un niño en Honduras en un orfanato

En la ciudad de Quito, a las 2:30 p.m. (hora local) de hoy martes 6 de junio se lanza la campaña ‘Cero violencia 100% ternura’, a través de un significativo acto en el auditorio de la Facultad de Educación de la Pontificia Universidad Católica de Ecuador (PUCE), en el que también tendrá lugar la lectura del Manifiesto de Quito –por la infancia– y la firma de adhesión al Pacto de Ternura.

‘Cero violencia 100% ternura’ es una iniciativa interinstitucional de carácter continental que involucra directamente a la Pastoral da Criança, a Visión Mundial (Word Vision) y al Departamento de Justicia y Solidaridad del Consejo Episcopal Latinoamericano (DEJUSOL-CELAM) –a través del Proyecto Centralidad de la Niñez (PCN)–, con el apoyo de Cáritas América Latina y el Caribe y la Asociación Latinoamericana de Educación Radiofónica (ALER).

La campaña busca promover la protección de los menores, como se había anunciado en el diálogo que sostuvo la presidencia del CELAM con el papa Francisco durante su más reciente encuentro en Roma –el pasado 26 de mayo–, aunando esfuerzos para eliminar la violencia contra la infancia, en un continente donde diariamente mueren 220 niños y niñas por causa de este flagelo, de acuerdo con la oficina de prensa del PCN: “Uno de cada 5 homicidios en América Latina y el Caribe se cobra la vida de un niño”.

En el transcurso de los próximos tres años, contrarrestar todas las formas de violencia contra la niñez, incluyendo el trabajo forzado de menores, el abuso sexual y el castigo físico y humillante, hará parte de los objetivos comunes de las organizaciones involucradas.

“Queremos hacer escuchar las voces de miles de niños y niñas”

Así lo ha planteado Elvy Monzant, secretario ejecutivo del DEJUSOL-CELAM, al explicar que con esta campaña “queremos hacer escuchar las voces de los miles de niños y niñas que diariamente en nuestro continente son víctimas de la violencia en todas sus manifestaciones: física, verbal, psicológica, incluso, violencia sexual. Nos duele que nuestros niños y niñas tengan que dejar los juguetes y los libros, para hacerse adultos antes de tiempo, víctimas de la pobreza”.

En este mismo sentido, el pastor Harold Segura, director regional de relaciones eclesiales y diálogo interreligioso de World Vision América Latina y el Caribe, destaca que “la campaña nos ofrece una enorme oportunidad para que los cristianos de todas las confesiones, iglesias y credos, demos testimonio de unidad, trabajando de manera entusiasta y coordinada por la erradicación de la violencia contra los niños y niñas”.

Acciones previstas

Las acciones previstas para hacer realidad el lema ‘Necesitamos a todo el mundo para eliminar la violencia contra la niñez’ serán desarrolladas en tres fases: sensibilización, formación y acción social.

De este modo, se aspira posicionar la ternura como modelo de crianza para madres, padres, abuelas, cuidadores, mentores, docentes, periodistas, líderes religiosos y políticos, comprometidos en la promoción del buen trato, condenando todo tipo de violencia contra la niñez.

Para ello, a finales de este año se ha previsto que las organizaciones sociales y eclesiales que participan en la campaña promuevan un festival de cortometrajes de la ternura que permita encausar propuestas comunicacionales para erradicar de la violencia contra la infancia, propiciando además el protagonismo de los niños y de las niñas.

Pacto de Ternura: tres millones de firmas

Otra de las estrategias adoptadas para la campaña contempla la recolección de tres millones de firmas de personas e instituciones que asuman el Pacto de Ternura, a fin de que se empoderen de su rol como “embajadores de la ternura”.

Esta acción será secundada por la gran caminata ‘Huellas de la Ternura’, que involucrará a todos los países de América. De acuerdo con los voceros del PCN, se trata de “una gran cruzada continental” que iniciará en Canadá a mediados de 2018 y culminará un año después en Chile. Sin duda, se trata de uno de los retos más desafiantes para las organizaciones aliadas.

El inicio de la campaña, coincide con la clausura del seminario sobre ‘Crisis global de los cuidados y distribución desigual de la ternura’ realizado en la PUCE, que desde el día de ayer, lunes 5 de junio, ha convocado a profesionales, docentes y estudiantes de diversas áreas: economía, ciencias políticas, sociología, educación, comunicación social, filosofía y teología, entre otras, en torno a la construcción de un acuerdo continental para el cuidado y la crianza de la niñez, priorizando el valor de la ternura.

Actualizado
06/06/2017
Compartir