“¡Ay, cañón!”, responde Fox sobre los fondos que prometió para reconstruir la Catedral de Managua

  • El ex presidente de México hizo malabares para explicar por qué no pudo concretar el proyecto; Enrique Bolaños le recordó lo que realmente ocurrió

El ex presidente de México Vicente Fox Quezada visitó esta semana Nicaragua para dictar una conferencia sobre el Tratado de Libre Comercio de América del Norte. En este marco, concedió una entrevista al periódico La Prensa de ese país, que se transmitió por Facebook Live, y en la que abordó algunos problemas que aquejan a la región.

A punto de concluir el diálogo con el entrevistador, éste cuestionó al ex mandatario sobre la promesa que hizo en su momento de aportar recursos para la reconstrucción de la Catedral antigua de Managua, destruida por un terremoto en 1972.

–¡Ay, cañón! Me agarraste en curva –respondió Vicente Fox, y tras soltar una carcajada compartida con el reportero, explicó que más que una promesa fue un compromiso de que trabajaría para reunir los fondos a fin de reconstruir dicha joya arquitectónica.

“Empezamos desde el lunes”

En el año 2004, siendo presidente de México, Vicente Fox realizó una visita oficial a Nicaragua en la que, frente al entonces presidente de ese país, Enrique Bolaños Geyer, ofreció su ayuda para la reconstrucción de la antigua Catedral de la capital.

Según reportes de prensa, dijo en aquella ocasión: “Para mí sería un gusto y un placer poder contribuir a la creación del patronato internacional para reconstruir el Centro Histórico, y en especial esta bella Catedral. Si ustedes aceptan, empezamos desde el lunes”.

Más tarde, en una conferencia de prensa junto con el presidente Bolaños, reiteraría dicho ofrecimiento al dar a conocer que él presidiría el patronato, y que se convocaría a otros países y empresas privadas para recaudar los fondos. “Mientras se hace la reparación de la obra –dijo– gestionaremos ante la Unesco para que lo declare Patrimonio de la Humanidad”.

“El chiste está en que está destruida”

Aún asombrado por la pregunta del entrevistador del diario nicaragüense, el ex mandatario mexicano trató de explicar que no necesariamente se debe buscar la reconstrucción de algunas obras históricas, sino valorarlas por lo que son y en su contexto.

“Esa joya arquitectónica, buena parte de su chiste es que está destruida, y buenos recuerdos nos trae a todos, en el sentido de lo ruda que es la naturaleza cuando provoca tal destrucción, pero es hermosa también una pieza arqueológica así”.

Luego, explicó que sí trabajó en ello: “Inicié a recoger y a juntar los fondos suficientes. Recuerdo que fui a la ONU, y fui a la Unesco, y fui y pedí aquí y allá, y desgraciadamente no alcanzó (el tiempo); sin embargo, y fíjate, aquí está lo importante: prefiero haberme quedado con las ganas de haber cumplido ese compromiso, que haberme quedado como dictador otro rato ahí en el poder. ¡Qué bueno que en México no hay reelección… y qué bueno que sólo son seis años, porque siempre hay futuro después!

Mejor mejoría

Más tarde –reportó también La Prensa de Nicaragua– durante la conferencia que Vicente Fox impartió en Managua, titulada: “Perspectiva de un nuevo enfoque de TLCAN y sus implicaciones para Centroamérica”, el ex mandatario Enrique Bolaños, quien se encontraba entre el público, intervino para explicar lo ocurrido en el 2004.

Dirigiéndose al Vicente Fox, aclaró: “Recuerdo con entusiasmo la plática que tuvimos acerca de la posibilidad de reconstruir la Catedral, esa querida Catedral vieja. Recuerdo bien claro que usted dijo: ‘sí es del Gobierno, sí es nacional, sí es estatal, puedo ayudar, pero si es de la Iglesia, México no me permite poderle dar y ayudar para hacerla’”.

Continuó: “Tras realizar las investigaciones se determinó que la Iglesia era la propietaria de la obra, y ahí se detuvieron los planes. Pero usted tenía la mejor buena voluntad de ayudar a construirla con una donación de parte suya inicial y después sumando donaciones de otros organismos y países que podrían ayudar”.

Una vez concluida la explicación de Bolaños, Fox dijo que hasta la fecha muchos nicaragüenses le siguen preguntando dónde están los recursos que ofreció para reconstruir la antigua Catedral, y en tono bromista, añadió: “Veo que don Enrique tiene más memoria; no sé si tenga más edad que yo, pero cuando menos tiene más memoria”.

Actualizado
21/05/2017
Compartir