Obispo Aguirre: “Tengo gente durmiendo hasta en el suelo de mi casa”

  • El comboniano español relata a Vida Nueva cómo ha acogido a los huidos de los ataques en Bangassou
  • El propio Aguirre salió ileso tras un tiroteo, en las luchas entre la Seleka y los antibalaka

Juan José Aguirre, obispo de Bangassou República Centroafricana misionero comboniano español

Desde el fin de semana del 13-14 de mayo, más de 7.000 personas se han refugiado en el centro de la Diócesis de Bangassou escapando de los ataques que han sacudido a esta ciudad del este de la República Centroafricana, a unos 700 kilómetros de Bangui. El lugar había disfrutado de cierta calma que le había permitido mantenerse al margen de las luchas entre la Seleka (de mayoría musulmana) y los antibalaka, que han desangrado el país desde 2013.

“Tengo gente durmiendo en el seminario, en la catedral… hasta en el suelo en mi casa”. Así contaba el 16 de mayo a Vida Nueva el obispo de Bangassou, Juan Jose Aguirre, la situación humanitaria en la misión católica.

Medición de cristianos y musulmanes

Un comité de mediación compuesto de cristianos y musulmanes, presidido por el sacerdote director de la Cáritas diocesana, había asegurado que en la ciudad se viviera una calma relativa. Pero la buena voluntad de los líderes religiosos no pudo evitar que el infierno descendiera sobre Bangassou en la madrugada del sábado 13, cuando unos 600 jóvenes bien armados atacaron la base de Naciones Unidas, cerca del aeródromo, y los barrios musulmanes. Hasta la fecha, los muertos se contaban por docenas. Algo más de 3.000 habitantes de Bangassou han cruzado el río para refugiarse en la vecina República Democrática del Congo. Un casco azul marroquí resultó muerto y otro herido de gravedad.

Hacía varias semanas que la tragedia se venía gestando en los pueblos cercanos. Las cosas empezaron a torcerse cuando la guerra que enfrenta a dos facciones de la Seleka (el UPC, de mayoría Peulh, y el FPRC, que agrupa a musulmanes de origen árabe junto con Gulas y Rungas del noreste) se trasladó del centro al sur del país, donde hay importantes comunidades nómadas Peulh. El FPRC ha hecho una alianza de conveniencia con los antibalakas y, desde octubre de 2016, ha habido enfrentamientos con cientos de muertos. (…)

Lea más:
Actualizado
20/05/2017
Compartir