Bolivia da luz verde al aborto en casos de violación

Ante la polémica por la posible modificación del Código de Sistema Penal, que contiene normativas sobre el aborto, la Justicia permite la interrupción del embarazo a una niña de 13 años violada.

La vida es un derecho que cada vez se pone en tela de juicio con mayor frecuencia. Es que en muchos países, la legislación en torno al aborto no es muy clara, tiene “grises” que abren el juego a interpretaciones diversas. Algo así ocurrió recientemente en La Paz, Bolivia.

El aborto en Bolivia es hoy un tema de debate polémico / Archivo

Todo comenzó cuando los medios de comunicación daban la triste noticia de que un varón de 30 años había violado a su sobrina de 13 dejándola embarazada. La adolescente le comunicó a su madre de la violación porque se dio cuenta que estaba embarazada y no sabía qué hacer. La madre de la adolescente denunció el hecho el 6 de abril a la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELCV).

En esos días, la Agencia Boliviana de Información daba a conocer que la víctima de violación, en esos días, ya llevaba tres semanas y estaban gestionando en el Hospital de Clínicas de La Paz el pedido para que la adolescente sea intervenida para interrumpir el embarazo. Esa petición se sustenta en la Sentencia Constitucional 026/2014, que faculta a padres y a la víctima a acudir y solicitar la interrupción del embarazo, sin necesidad de una orden judicial. Para esta sentencia, el aborto en el caso de la niña violada es legal siempre y cuando se cumplan dos requisitos: la presentación de una copia de la denuncia y que la víctima desee interrumpir la gestación.

Según relató la víctima, la fiscal Karina Cuba dijo que la niña fue violada en dos oportunidades bajo engaños. En la imputación la fiscal solicitó la detención preventiva para José Silva, de 30 años de edad, quien fue aprehendido de inmediato y presentado ante el juez. Asimismo, explicó que el aborto se debe practicar con la presencia del médico forense del Instituto de Investigaciones Forenses para colectar las muestras que correspondan para continuar con la investigación judicial.

El caso de esta niña se presenta en un momento crucial. Desde hace unas semanas, la Comisión de Constitución de la Cámara de Diputados de la Asamblea Legislativa Plurinacional está estudiando el proyecto de ley del Código de Sistema Penal, cuyo artículo 157 contiene normativa vinculadas al aborto. Por eso, frente a este contexto, la Universidad Católica Boliviana San Pablo (UCB) hizo pública su posición mediante un comunicado en el que señala que se “contradice la Constitución Política del Estado que en su Artículo 15 y siguientes consagra la vida como un derecho fundamental, así como normas legales que protegen la vida desde la concepción y no sólo desde el alumbramiento…”.

Al respecto, el jesuita Miguel Manzanera expresó: “Siguiendo la enseñanza de la Iglesia nos parece muy lamentable ese hecho, que merece una sanción ejemplar al violador a través de un juicio justo según el Código Penal (arts. corregidos 308 bis y 310)”, pero en cambio, “no es justo el aborto que condena a muerte a la niñita o el niñito que está en el seno de la madre y que obviamente es completamente inocente e indefenso”.

Frente a esta realidad, “la Iglesia hace un llamado a las instituciones o personas que quieran ayudar, cuando nazca la criatura, si la familia de la niña no quiera aceptarlo, para que pueda ser acogido, sabiendo que acogen al mismo Jesús: ‘Los que hicisteis a uno de estos hermanos míos más pequeños, conmigo lo hicisteis’ (Mt 25, 40)”, aseveró el jesuita, como cuestionamiento al accionar judicial que se está llevando a cabo.

Lea más:
Noticias relacionadas
Actualizado
21/04/2017
Compartir