Hazte Oír: la mano que mece la pancarta

¿Quién está detrás de esta asociación? ¿Hasta dónde llega su influencia?

Ignacio Arsuaga presidente y otros miembros de Hazte Oír en su reciente campaña contra los transexuales

MIGUEL ÁNGEL MALAVIA – JOSÉ BELTRÁN | Hazte Oír ha vuelto a la palestra con un autobús que recorre el país con el lema Los niños tienen pene. Las niñas tienen vulva. Que no te engañen. El eco ha sido tal que, este 15 de marzo, el Congreso votó a favor de instar al Gobierno a que revoque la declaración de utilidad pública a Hazte Oír. Con ello se impediría que pudieran recibir ayudas públicas y contar con beneficios fiscales. Es el último episodio protagonizado por una entidad que alcanzó notoriedad ante José Luis Rodríguez Zapatero, cuando el Ejecutivo socialista tramitaba el matrimonio homosexual, la reforma de la ley del aborto o Educación para la Ciudadanía.

HazteOir.org (nombre oficial), como entidad perteneciente al Foro Español de la Familia, participó en varias movilizaciones masivas que contaron, a veces de forma explícita, con apoyo eclesial. Al frente del colectivo, desde su fundación en 2001, figura su presidente, Ignacio Arsuaga.

Durante estas semanas, a la vez que bullía la polémica, se indagaba sobre la capacidad de incidencia de la asociación y quién mueve sus hilos. Tachada de organización “ultraconservadora” o “ultracatólica”, Hazte Oír se presenta en su web como apolítica: “No depende de ninguna organización, partido político, empresa o grupo de presión. Es patrimonio de los socios y donantes, y de toda su comunidad de suscriptores y voluntarios”.

Pero algunos medios la relacionan con El Yunque, sociedad secreta de origen mexicano, extendida en varios países de América y presente en España desde los años 70 con el fin de influir en la sociedad para, según reza el juramento oculto que realiza todo miembro, “instaurar el Reino de Dios en la tierra”.

“Es la principal pantalla pública de El Yunque en España”

El sacerdote Luis Santamaría, miembro de la Red Iberoamericana de Estudio de las Sectas (RIES), aclara a Vida Nueva esta vinculación: “Hazte Oír es la principal pantalla pública de El Yunque en España”. De ahí que reclame ir más allá de los principios que dicen defender: “No tienen ningún argumento cristiano. En el fondo, se encuentra el principio inmoral de que el fin justifica los medios. Pues si el fin es asumible por toda persona de buena voluntad (la defensa de la vida, la familia o la libertad religiosa, la lucha contra la cultura de la muerte, la construcción del Reino), no son aceptables la mentira, el secreto, la ocultación, la manipulación de las conciencias, la desobediencia a los pastores, el espionaje, el juramento de ingreso…”.

“Si hay un argumento pretendidamente cristiano al que se aferran –abunda Santamaría– y que les sirve como cobertura moral, se trata de la ‘reserva mental’, por la que están dispuestos a negar su pertenencia a El Yunque ante cualquier persona (¡aunque sea el confesor!), ya que se dicen que su interlocutor está preguntando por algo que no responde a la realidad que es El Yunque. Así ‘tranquilizan’ su conciencia”.

“Han llegado a labrarse tan buena fama desde sus plataformas pantalla –profundiza– que todavía, cuando algunos alertamos de esta terrible realidad, somos mirados con recelo. También me costó llegar a aceptar que, tras loables iniciativas, había algo oscuro y no de Dios, sino del adversario que quiere dividirnos”. (…)

Santamaría concluye que “se mueven bien a nivel de la Unión Europea y en ámbitos internacionales, donde organizan eventos sobre la defensa de la vida, la familia o la libertad religiosa, consiguiendo un respaldo a sus actividades. Un ejemplo es el salto de Hazte Oír al crear la fundación mundial CitizenGo”.

Entidades desde las que obtienen visibilización

A Hazte Oír, nacida en 2001, le siguieron otras plataformas como Derecho a Vivir o Más Libres. Otras entidades que, de alguna manera, estarían en su entorno son Profesionales por la Ética, el Instituto de Política Familiar, la Fundación Unidad + Diversidad, Vota Valores, Abogados Cristianos, Actuall, Jóvenes con Francisco, Jóvenes por una Causa, España Generosa, CrossRoads o el Observatorio para la Libertad Religiosa y de Conciencia, en cuya directiva, asegura una fuente a Vida Nueva, “hay una mayoría de miembros de El Yunque que se aprovechan del trabajo de distintas personas del Opus que allí colaboran. La Obra –aclara– no tiene nada que ver; de hecho, estos colaboradores se están desvinculando”.

Todas ellas les han permitido una visibilización en áreas muy diversas, incluida la defensa de la libertad religiosa. En abril de 2015 organizaron en Madrid el I Congreso sobre Libertad Religiosa, donde contaron con Ashiq Masih, el esposo de Asia Bibi, cristiana de Pakistán que afronta una petición de pena de muerte por supuestas blasfemias. En este marco, Arsuaga acompañó a Masih en un encuentro con el papa Francisco durante una audiencia general en la Plaza de San Pedro. Una imagen que dio la vuelta al mundo… (…)

El informe encargado por la CEE

Una sentencia judicial marca un antes y un después a la hora de cuestionarse qué es Hazte Oír. Emitida el 19 de mayo de 2014 por la jueza María Belén López Castrillo, titular del Juzgado de 1ª Instancia número 48 de Madrid, la decisión judicial considera “esencialmente veraz y de trascendencia pública” el informe El Transparente de la Catedral de Toledo, encargado por la Conferencia Episcopal Española (CEE) al laico López Luengos con el objetivo de explicar a los obispos qué era El Yunque hablando de su infiltración en el asociacionismo cristiano.

En dicho informe, ratifica su autor a Vida Nueva, concluyó que “varios de los miembros de la junta directiva de Hazte Oír, Profesionales por la Ética y el Instituto de Política Familiar son de El Yunque”. La jueza explica en la sentencia que este estudio “no ha supuesto ningún choque al derecho al honor de Hazte Oír” y apunta como un “hecho acreditado, a tenor de la prueba documental y testifical, la relación entre alguno de los miembros de Hazte Oír con El Yunque”. (…)

En sus 64 páginas, El Transparente incluye testimonios con los que ilustra por qué no se debe colaborar con miembros de El Yunque: (…) “Siguen con sus métodos: infiltrar, espiar, adueñarse del trabajo de otros, engañar sistemáticamente a los voluntarios, jugar con un doble lenguaje en sus campañas para conseguir donativos, amenazar a quienes no colaboran o pueden revelar alguna información sensible…”.

“No participamos en nada ilegal”

En más de una decena de ocasiones, Vida Nueva se ha puesto en contacto con Hazte Oír para conocer su versión. Sin embargo, tanto el presidente de la entidad, Ignacio Arsuaga como la portavoz, Teresa García Noblejas, han declinado responder.

Ante la insistencia de esta revista, desde el equipo de prensa de Hazte Oír, se han remitido a cuatro entrevistas concedidas entre 2012 y 2015 por Arsuaga. En la más reciente, concedida a la agencia Aciprensa, el presidente de Hazte Oír responde a la sentencia judicial y la vinculación con El Yunque: “Se trata de una interpretación torticera de una frase, sacada de contexto, de la sentencia por la que se desestimó una demanda presentada por Hazte Oír, como asociación, en defensa de su honor”, señala Arsuaga”.

Pero, ¿en Hazte Oír hay miembros del Yunque? “En Hazte Oír hay cristianos, protestantes, judíos, musulmanes, no creyentes… y miembros de todo tipo de asociaciones. En Hazte Oír no le preguntamos a nadie sobre su pertenencia –o no– a nada. No le preguntamos si pertenece a un partido político u otro –o a ninguno–, o si profesa una religión u otra –o ninguna–, ni qué filiación pueda tener o haber tenido con ninguna otra asociación”, detalla a la citada agencia.

En esta misma línea, se expresó el pasado 11 de marzo al diario El Mundo: “Yo no sé quién pertenece a El Yunque, al Real Madrid, al Opus Dei o quién es evangélico o católico. Respetamos la libertad de cada miembro. Yo, como presidente, rechazo hacer una caza de brujas, investigar la vida privada de la gente.

“¿No le preocupa que haya miembros de su organización que tienen vínculos con esa secta, como ha dicho un juez?”, insiste el periodista Rafael J. Álvarez: “No me preocupa, porque estoy convencido de que los miembros de Hazte Oír no pertenecen a un grupo paramilitar. El juez no habló nada de paramilitar, ni de secta. La gente de Hazte Oír no participa en nada que sea ilegal”. (…)

Publicado en el número 3.029 de Vida Nueva. Ver sumario

 


CÓMO CONSEGUIR EL REPORTAJE ‘A FONDO’ COMPLETO:

* Si eres suscriptor de la revista: léelo ahora

* Si quieres comprar el número suelto en la app de la Revista Vida Nueva. En el nº 3.029: para iPad o para Android

* Suscríbete a Vida Nueva

 


LEA TAMBIÉN:

Actualizado
24/03/2017
Compartir