La Iglesia se vuelca con los 600.000 menores migrantes que hay en España

2 bebés y 30 adultos rescatados por salvamento marítimo cuando intentaban cruzar el Estrecho de Gibraltar en patera enero 2017

El domingo 15 de enero, Jornada Mundial del Emigrante y del Refugiado

2 bebés y 30 adultos rescatados por salvamento marítimo cuando intentaban cruzar el Estrecho de Gibraltar en patera enero 2017

Dos bebés y 30 adultos subsaharianos fueron rescatados el 10 de enero, cuando intentaban alcanzar la costa española en una patera

MIGUEL ÁNGEL MALAVIA | La Iglesia universal celebra, este domingo 15 de enero, la Jornada Mundial del Emigrante y del Refugiado, bajo el lema Menores migrantes vulnerables y sin voz. Por muchos motivos, se trata de una conmemoración especial: hablamos del grupo más desprotegido en una comunidad, la de los refugiados que llegan a Europa huyendo de la guerra, el hambre o la persecución, ya de por sí sufriente, víctima de la mayor crisis humanitaria conocida.

Precisamente, ese clamor es el que ha querido que cale en la sociedad, a modo de aldabonazo, el papa Francisco. Así lo ha recordado en la mañana de hoy 13 de enero, en la sede de la Conferencia Episcopal Española (CEE), en la presentación ante los medios de la Jornada, el obispo Juan Antonio Menéndez Fernández, pastor de Astorga y miembro de la Comisión Episcopal de Migraciones. Le acompañaban José Luis Pinilla, director del Secretariado de la Comisión, y Sebastián Mora, secretario general de Cáritas Española.

Menéndez ha indicado ante los periodistas las pautas básicas del mensaje del Papa para la Jornada y del mensaje de la CEE, siendo los principales retos los siguientes: “El humanitario, llamando a la solidaridad de las familias españolas para que acojan; el cultural, apelando al encuentro y al amor fraternal como base social; el pastoral, por el que la Iglesia debe mirar por estos niños, muchos de ellos, cristianos, y atenderlos en la fe en nuestras parroquias y colegios; y el del diálogo ecuménico e interconfesional, conscientes de de que estamos ante una sociedad cambiante que avanza hacia un mundo intercultural e interreligioso”.

Sobre los 3.342 menores no acompañados en España, el obispo ha pedido que el Estado, y todos los de la UE, cumplan con su compromiso con la Convención de los Derechos del Niño y pongan estos por encima de cualquier otra consideración, mirando especialmente por el reagrupamiento familiar.

“Hemos de buscar una solución”

El jesuita Pinilla ha recalcado que la CEE lleva ya varios años de trabajo coordinado con otras instituciones, civiles y eclesiales, al servicio de las víctimas de los flujos migratorios. Por ello, “debe quedar claro que no estamos solo ante una campaña específica, sino que esta dura todo el año. Para que no haya más niños como Aylan, muertos en las costas de la rica Europa, o cadáveres en nuestra tierra hoy helada, hemos de huir de una solidaridad inmediatista y de corto alcance y mantener una acción comprometida que no sea flor de un día. Hemos de dar voz y visibilidad a quienes no la tienen, hemos de buscar una respuesta que realmente resuelva el conflicto”.

Por su parte, Mora ha puesto en valor la iniciativa conjunta Migrantes con Derechos, que desde hace años aúna a las principales entidades eclesiales (CONFER, Cáritas, Justicia y Paz, el Sector Social de la Compañía de Jesús y la Comisión Episcopal de Migraciones) en la visibilización de los derechos de los más vulnerables y en la denuncia, cuando se da, de la inacción social y política “Seguimos construyendo un mundo injusto e indiferente”, ha lamentado.

Las cifras del dolor y el escándalo

El secretario general de Cáritas Española ha citado datos de Save the Children y UNICEF realmente esclarecedores del alcance de esta situación:

  • hay 28 millones de niños en todo el mundo que han sufrido un desplazamiento forzoso;
  • los menores migrantes de 4 años han aumentado a nivel mundial un 41% entre 2000-2015;
  • casi 1 de cada 3 niños que vive fuera de su país es un refugiado;
  • el 34% de los ahogados en el Mediterráneo entre septiembre y diciembre de 2015 fueron niños;
  • más de 95.000 menores no acompañados solicitaron protección internacional en la UE en 2015 (cuatro veces más que en 2014)…

Respecto a España, de los casi 6000.000 menores migrantes de los que se tiene constancia, 3.342 están no acompañados. Por ello, Mora urge al Estado a que trabaje más por la reagrupación familiar, estando hoy marcada la legislación por la complejidad en este punto respecto a los menores, al haber un cierto coche entre la Ley de Extranjería, más restrictiva, y la del Menor, teóricamente más proteccionista.

La denuncia del arzobispo Agrelo

Finalmente, en el turno de preguntas, tras ser cuestionado por Vida Nueva por la denuncia de Santiago Agrelo, arzobispo de Tánger, de que dos jóvenes subsaharianos fueron asesinados en Nochevieja por la policía marroquí en su intento de cruzar la valla junto a otro millar, Mora se ha sumado a su petición de que se esclarezca la situación.

Pese a darse en otro país, ha incidido, los europeos “no podemos obviar el sufrimiento de los migrantes en su itinerario hasta llegar aquí, marcado por las violaciones de derechos, el hambre o la desesperanza. La UE ha externalizado sus fronteras, haciendo responsables a Turquía y Marruecos. En ellas hemos puesto nuestra valla, pero esta va más allá. Por eso hay que exigir también responsabilidades más allá”.

 


LEA TAMBIÉN:

Actualizado
13/01/2017
Compartir