Procesos de vida cristiana. Reflexiones para un proyecto pastoral

Una propuesta para “hacer” nuevos cristianos

portada Pliego VN Procesos de vida cristiana 3018 enero 2017

JESÚS-ANDRÉS VICENTE DOMINGO, párroco de El Salvador (Burgos) y consiliario diocesano de Acción Católica General | Partimos de una constatación elemental: los cristianos “viejos” (jóvenes o mayores, que, por gracia de Dios y sin mérito nuestro, profesamos la fe cristiana en el seno de la Iglesia) hemos de engendrar “nuevos” cristianos (aquellos que, desde situaciones variadas y por causas múltiples, no viven conscientemente su fe en Jesucristo). Es algo evidente, urgente y necesario: solo los ya cristianos pueden “hacer otros cristianos”, para desbloquear la situación de parada funcional en la que nos encontramos. Los nuevos cristianos no nacen ya del ambiente o de las instituciones sociales, incluidas las de la propia Iglesia. Por encima de todo debate de ideas y tendencias, se impone, pues, una realidad práctica: ¡hacer cristianos! Pero, ¿cómo “se hacen” cristianos?

Sin duda que muchos de nosotros tenemos nuestras opiniones. Bueno será, sin embargo, que las confrontemos con “los procesos” que encontramos en el Nuevo Testamento. No hablamos ahora de los diferentes “métodos pastorales”; estos son muchos y están en constante surgimiento. Aquí nos referimos a aquellos procesos básicos según los cuales surgieron los primeros cristianos y se formaron las primeras comunidades de la Iglesia del Señor. Tratamos, pues, de presentar aquellos “procesos de vida cristiana”, que sean arquetipo y modelo para revisar y encauzar lo que ya estamos haciendo.

El término proceso pretende traducir al lenguaje pedagógico actual el vocablo neotestamentario camino (ódos: cf. Hch 9, 2), a riesgo de perder gran parte de su riqueza bíblica, teológica y espiritual. Lo distinguimos de otros términos familiares (itinerarios, catecumenado, iniciación cristiana…), que –como veremos– tienen su especificidad propia. Nos referimos aquí a los “procesos de fe” que siguen las personas desde los umbrales hasta su meta: el conocimiento personal de Jesucristo y la incorporación activa a la comunidad eclesial.

Nos hemos fijado en los pasos principales de un proceso de fe, tal como los encontramos especialmente en los evangelios, los Hechos de los Apostóles y las cartas de san Pablo. Su número, su denominación y su orden puede ser algo opinable, ciertamente. También advertiremos que nos situamos en el terreno de la acción de Dios, de su gracia que excede todo conocimiento. Por lo tanto, no son “procesos” mecánicos ni mensurables. Dios mismo, en su soberana libertad, puede dirigir estos “procesos de fe” a su manera, acelerando los ritmos, intercambiando los pasos o suprimiendo claramente alguno de ellos. Con todas estas reservas, nos atrevemos a formular siete pasos básicos, que marcan un proceso, un camino típico de vida cristiana.

I. Pasos en el proceso típico de la vida cristiana

1. Preámbulos de la fe.

2. La fe implícita.

3. El encuentro personal con Jesucristo.

4. La conversión de vida.

5. Hacernos sus discípulos/apóstoles.

6. Asumir responsabilidades en la Iglesia y en la sociedad. Los carismas y la vocación.

7. Mantenerse fiel al grupo de fe.

II. Procesos, métodos y comunidades

III. Aplicaciones prácticas a nuestra realidad eclesial

1. Superando “tics” nocivos.

  • Una pastoral fraccionada por especialidades.
  • ¿Nos atrevemos a revisar a fondo nuestras parroquias?
  • El clericalismo, un problema sin resolver.
  • Las catequesis presacramentales, una respuesta ambigua.
  • Una mala utilización de la doctrina canónica.

2. Crear verdaderos “procesos de vida cristiana”.

  • Pocos en número, para no dispersar fuerzas.
  • Con un carácter explícitamente diocesano.
  • Procesos grupales.
  • La creación de estos “procesos” ha de ser una opción prioritaria.

3. En un proyecto eclesial.

Publicado en el número 3.018 de Vida Nueva. Ver sumario

 


CÓMO CONSEGUIR ESTE PLIEGO:

* Soy suscriptor de la revista: Clic en este enlace

* Quiero comprar el número suelto en la app de la Revista Vida Nueva. Pliego del nº 3.018: para iPad o para Android

* Quiero suscribirme a Vida Nueva

Actualizado
05/01/2017
Compartir