Sobre la exhortación ‘Amoris laetitia’: cómo insertarla en la acción pastoral

Diez apuntes para una correcta recepción eclesial

portada Pliego Sobre la exhortación Amoris laetitia cardenal Blázquez 3012 noviembre 2016

RICARDO BLÁZQUEZ, cardenal arzobispo de Valladolid y presidente de la Conferencia Episcopal Española | Venimos viviendo una situación familiar diferente. En este contexto se mueve todo lo que tuvo lugar en las dos asambleas sinodales de 2014 y 2015. Estoy convencido de que ha sido providencial que durante varios años, de una manera sinodal en un sentido amplio, hayamos tratado sobre el matrimonio y la familia. El fruto es la exhortación apostólica Amoris laetitia, en la que se tratan muchos asuntos.

De ahí que sea un escrito largo, que aborda la vocación al matrimonio cristiano en todo su itinerario, desde la preparación, la celebración y el acompañamiento, por lo menos en los primeros años. En todas las diócesis tenemos que llevar a cabo un acompañamiento para insertar Amoris laetitia en la acción pastoral.

Queda claro, y debe quedar claro para todos, que no se recogen solo las situaciones que podemos llamar, al menos entrecomillas, “irregulares”. Evidentemente, Amoris laetitia afronta esas situaciones que tenemos entre nosotros, entre conocidos, amigos y familiares. Pero no se detiene únicamente ahí.

Precisamente, el papa Francisco describe de forma concreta cómo relacionarnos pastoralmente con los jóvenes, con las familias y con las situaciones, a veces de crisis, a las que dedica algunos puntos. Como en el ministerio sacerdotal, en el matrimonio hay momentos de crisis. Pero crisis no significa derrumbe. A veces un asentamiento tranquilo que teníamos se nos pone en interrogación, en crisis y requiere abordarlo desde la serenidad. Crisis quiere decir un discernimiento en profundidad, y esta exhortación invita a entrar en ese discernir desde el acompañamiento.

I. ‘Amoris laetitia’ y el designio de Dios

II. Cómo leer la exhortación

III. La recepción del documento

La recepción eclesial no significa solo aceptación disciplinada de un documento. La recepción eclesial quiere decir que nos ponemos como discípulos ante este documento, que deseamos comprender y recibir lealmente; porque es un documento magisterial y nosotros somos hijos de la Iglesia. Sabemos muy bien lo que significa el Papa para nosotros y también la transmisión de la fe al hilo de los acontecimientos.

Dicho esto, creo que entre nosotros no ha habido desobediencia a esta exhortación. Pero sí creo que ha habido dificultades especiales en la recepción. Ha habido lentitudes y, probablemente, una especie de reserva. Nuestras posibles reservas no se han predicado, porque todos hemos sido conscientes de que estamos llamados a predicar el Evangelio y a enseñar la doctrina de la Iglesia, no a comunicar nuestras ideas y nuestras experiencias. Sin embargo, gracias a Dios, estas reservas se van superando. (…)

IV. Diez apuntes sobre ‘Amoris laetitia’

Teniendo en cuenta estsa cuestiones sobre la lectura y recepción de Amoris laetitia, me parece oportuno hacer algunas indicaciones:

  • 1/ No podemos olvidar que la exhortación ha sido publicada en el Año de la Misericordia
  • 2/ El discernimiento al que nos invita esta exhortación, particularmente el capítulo VIII, tiene que ver con la búsqueda de la voluntad de Dios en la situación concreta de una persona que es irrepetible por definición…
  • 3/ Con Amoris laetitia, el Papa nos ha matriculado a todos en una asignatura nueva: el acompañamiento personal y pastoral
  • 4/ Esta tarea de conjugar la ley y la conciencia no es fácil…
  • 5/ Tenemos que conjugar el discernimiento personal y la unidad de la Iglesia
  • 6/ No podemos aconsejar superficialmente
  • 7/ Debemos subrayar que la célula vital de la sociedad es la familia, y no el individuo, como se nos intenta hacer ver…
  • 8/ En esta exhortación apostólica, se trata de fortalecer la pastoral familia y matrimonial
  • 9/ Necesitamos aprender a expresar en la vida social la doctrina de la Iglesia y a proclamar el Evangelio sabiendo que la cultura se ha desarrollado en un sentido divergente…
  • 10/ Quería ahora fijarme en cómo aparece en Amoris laetitia la llamada ideología de género

Publicado en el número 3.012 de Vida Nueva. Ver sumario

 


* ¿Quieres leer este artículo? Pliego completo en este enlace solo para suscriptores

* Comprar el número suelto en la app de la Revista Vida Nueva nº 3.012: para iPad o en Google Play

* Suscribirse a Vida Nueva

 


ESPECIAL ‘AMORIS LAETITIA’:

Actualizado
18/11/2016
Compartir