Matizando al Papa: los que reinterpretan ‘Amoris laetitia’

una persona hace una foto con su cámara a los cuatro volúmenes de Amoris laetitia

En parroquias de Madrid se están difundiendo textos que pretenden “aclarar” la exhortación sobre las familias

una persona hace una foto con su cámara a los cuatro volúmenes de Amoris laetitia

Cuatro traducciones de ‘Amoris laetitia’ vistas a través de la cámara de un teléfono móvil

JOSÉ LORENZO | Dos meses es un tiempo demasiado breve para valorar la acogida a Amoris laetitia, la exhortación del papa Francisco presentada en el Vaticano el 8 de abril y en la que se recogen los trabajos de los dos sínodos sobre la familia celebrados en 2014 y 2015. Sin embargo, estos poco más de 60 días han sido suficientes para visualizar el rechazo con el que ha sido acogida en algunos sectores en España. Y es que en estas semanas, de manera directa, indirecta y subrepticia, la postura del sector que durante el Sínodo fue calificado como “minoría de bloqueo” ha quedado patente, fundamentalmente en el tema de la comunión de los divorciados vueltos a casar, cuestión que no pocos interpretan que Bergoglio dejó entreabierta en una nota en el capítulo VIII…

De manera directa, como es el purpurado alemán, el primero en España en acotar las interpretaciones más optimistas fue Gerhard Ludwig Müller, prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe. “Estas situaciones [las de la parejas divorciadas vueltas a casar] son contrarias a las reglas de la Iglesia. El derecho eclesiástico se puede cambiar, pero el divino no”, señaló en Madrid cuando no había transcurrido ni un mes de la presentación, tesis que sostuvo en la gira que la BAC, la editorial de la Conferencia Episcopal, le organizó por Valencia y Oviedo para presentar su libro Informe sobre la esperanza.

Maneras indirectas de mostrar distancia con el texto papal hay varias, y no siempre la del silencio ante ella es la más elocuente. A veces, se destacan aspectos de la exhortación que son el subrayado de lo que se está de acuerdo. Ejemplo de esto es la Diócesis de Alcalá de Henares, cuya web destacó tan solo la crítica que Francisco hace en Amoris laetitia de la ideología de género. Ahora es difícil seguir el rastro de esa nota, desaparecida, pero sí que sigue colgada en la web el otro posicionamiento indirecto de esta diócesis a través de la entrevista al cardenal Carlo Caffarra que difunde íntegra.

Y la postura del presidente –a instancias del papa Wojtyla– y fundador del Pontificio Instituto Juan Pablo II para estudios sobre el matrimonio y la familia es meridiano con respecto a la cuestión más controvertida de la exhortación: “El capítulo VIII, objetivamente, no es claro”, afirma el purpurado, para subrayar luego que “no se puede cambiar la disciplina secular de la Iglesia con una nota, y además de tenor incierto [se refiere a la 351]. Estoy aplicando un principio interpretativo que siempre se ha admitido en Teología. El Magisterio incierto se interpreta en continuidad con el precedente”.

Y a difundir ese “magisterio precedente” se dedican algunos textos de contenido teológico-pastoral que han empezado a circular subrepticiamente por algunas parroquias de Madrid y que tienen preocupado a su arzobispo, según ha sabido Vida Nueva. Son textos reproducidos en algunos boletines parroquiales, que se difunden por correo electrónico –en algún caso con el encabezamiento de “Muy aclaratorio: cuatro páginas de [el autor] sobre Amoris laetitia –y que, sin presentar una oposición directa al Papa, “mitigan el efecto de su exhortación, porque están convencidos de que el capítulo VIII significa un plus de confusión sobre la indisolubilidad del matrimonio, lo que dañaría a la familia” señala una fuente de ese arzobispado.

 

* ¿Quieres seguir leyendo este artículo? A fondo completo en este enlace solo para suscriptores

* Comprar el número suelto en la app de la Revista Vida Nueva nº 2.992: en iPad o para dispositivos de Android

* Suscribirse a Vida Nueva

En el nº 2.992 de Vida Nueva

 


ESPECIAL ‘AMORIS LAETITIA’:

Actualizado
10/06/2016
Compartir