Las noticias religiosas de 2015, en el Vaticano, España y el mundo

iglesia servidora de los pobres oscar romero laudato si santa teresa de avila aylan cuba estados unidos papa francisco sinodo año misericordia plan pastoral CEE

De la ‘Laudato si” de Francisco al Plan Pastoral de la CEE

iglesia servidora de los pobres oscar romero laudato si santa teresa de avila aylan cuba estados unidos papa francisco sinodo año misericordia plan pastoral CEE

Los hitos de la Iglesia en 2015 (click para ampliar)

MARÍA GÓMEZ | El año 2015 será recordado, en lo que a la Iglesia católica se refiere, como el año de la Laudato si’, del inicio del Año Santo de la Misericordia, el Sínodo de la Familia y los viajes del papa Francisco a Cuba, Estados Unidos y África. Todo muy vaticano, pero en realidad hay mucho más: la presentación del Plan Pastoral de la CEE, el relevo en el Arzobispado de Barcelona o las reacciones eclesiales a dramas como el de los refugiados o los atentados a París. Resumimos el año 2015 y lo que ha dado de sí en lo eclesial.

 

VATICANO

En su segundo año como Papa, los cinco viajes internacionales de Francisco han copado gran parte de la atención informativa durante este año: en enero, Sri Lanka y Filipinas; en junio, Sarajevo; en julio, Ecuador, Bolivia y Paraguay; en septiembre, Cuba y Estados Unidos; y en noviembre, Kenia, Uganda y República Centroafricana. Cinco visitas que han llevado a Bergoglio como “apóstol de la esperanza” a lo largo de más de 70.000 kilómetros.

El otro hito eclesial del año ha sido la publicación, en junio, de la carta encíclica Laudato si’ sobre el cuidado de la casa común; en esta encíclica “verde”, la segunda del pontificado y que Francisco quería que viera la luz antes de la Cumbre de París, el Papa marca una serie de propuestas enfocadas a una ecología integral.

Pero ha habido otros temas, y más allá del bochorno del ‘Vatileaks 2’, cabe destacar el consistorio de creación de 20 nuevos cardenales, el 14 de febrero, el segundo del pontificado y con el que Francisco ha seguido su estrategia de nutrir el Colegio cardenalicio de purpurados de “las periferias”; la celebración del Sínodo de la Familia, al que precedió dos motus proprios del Papa para agilizar los procesos de nulidad matrimonial, y durante el cual tuvo lugar la conmemoración del 50º aniversario de la institución del Sínodo de los Obispos; y la apertura de la Puerta Santa de la Basílica de San Pedro el 8 de diciembre, en el 50º aniversario de la clausura del Concilio Vaticano II, que daba comienzo al Año Santo de la Misericordia; el Jubileo se celebrará hasta el 20 de noviembre de 2016.

 

IGLESIA EN ESPAÑA

Dos documentos principales para la Iglesia española se han presentado en 2015: en abril, la muy esperada instrucción pastoral Iglesia, servidora de los pobres (las reflexiones y aportaciones de los obispos ante la crisis), y en diciembre, el Plan Pastoral 2016-2020, Iglesia en misión al servicio de nuestro pueblo, que quiere orientar el trabajo de la Conferencia Episcopal Española y de las diócesis para los próximos cinco años, en la línea de los llamamientos del papa Francisco.

En el año en el que la CEE ha presentado su protocolo de actuación para abordar los casos de abusos, en concreto Granada ha asistido al día a día del ‘caso Romanones’, que había estallado el noviembre anterior y que a día de hoy sigue sin resolverse.

La actualidad diocesana más amable pasa por Madrid y las primeras propuestas pastorales del arzobispo Carlos Osoro; y los relevos episcopales en las sedes de Barcelona (Juan José Omella), Burgos (Fidel Herráez), Barbastro-Monzón (Ángel Pérez Pueyo), Santander (Manuel Sánchez Monge), Lleida (Salvador Giménez Valls), Astorga (Juan Antonio Menéndez), Valencia (Esteban Escudero como obispo auxiliar); así como el cardenalato para Ricardo Blázquez, arzobispo de Valladolid. Una mujer se cuela en la lista de nombramientos: Myriam Cortés, como nueva rectora de la Universidad Pontificia de Salamanca.

La palma de los encuentros de la Iglesia española se la llevan el Encuentro Europeo de Jóvenes, celebrado en Ávila, del 5 al 9 de agosto, en el marco del V centenario del nacimiento de Santa Teresa de Jesús, al que asistieron unas 6.000 personas. Y el segundo encuentro de Misión Compartida que, bajo el título de Juntos somos más, reunió en marzo en Madrid a cientos de laicos y religiosos para profundizar en la corresponsabilidad.

 

VIDA CONSAGRADA

Aunque se haya quedado eclipsado por el Jubileo de la Misericordia, la Iglesia universal todavía está celebrando el Año de la Vida Consagrada. Convocado por el papa Francisco del 30 de noviembre de 2014 al 2 de febrero de 2016, durante todo 2015 se han repetido las jornadas, congresos y encuentros inspirados en este Año.

La cita más relevante en este sentido en España tuvo lugar los días 3 y 4 de octubre en Madrid: el Encuentro Nacional de Vida Consagrada fue una iniciativa conjunta de la CEE, CONFER, la Conferencia Española de Institutos Seculares (CEDIS), Ordo Virginum y las nuevas formas de Vida Consagrada surgidas en los últimos años. Bajo el lema Corazones que desean algo grande, se reunieron más de 1.500 religiosas y religiosos con obispos, en un encuentro festivo pero también introspectivo.

La reflexión también estuvo presente en la XXII Asamblea General de CONFER, del 10 al 12 de noviembre, y en la 44ª Semana de Vida Religiosa, organizada por el Instituto Teológico de Vida Religiosa (ITVR) del 9 al 12 de abril en Madrid bajo el lema Memoria, presencia, futuro. La Vida Religiosa en el Pueblo de Dios.

En las mismas fechas (7-11 de abril) en Roma, se celebró el I Congreso Internacional de Formadores para la Vida Consagrada, en el que participaron unos 1.300 religiosos y religiosas de todo el mundo. Y del 16 al 19 de septiembre, también en Roma, un Encuentro Mundial con más de 5.000 jóvenes religiosos, a los que Francisco pidió “despertar al mundo”. Los jóvenes españoles se reunieron, por su parte, del 5 al 7 de diciembre en Salamanca, en el primer encuentro organizado por CONFER para consagrados menores de 40 años.

Por último, además del V centenario de Santa Teresa, 2015 ha sido el bicentenario del nacimiento de Don Bosco. La Vida Religiosa todavía recibió una buena noticia más: la concesión del Premio Princesa de Asturias de la Concordia a la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios.

 

AMÉRICA LATINA

La gran noticia eclesial de 2015 en América Latina fue la beatificación de monseñor Óscar Á. Romero, arzobispo de San Salvador asesinado en 1980 y considerado el primer mártir latinoamericano. El 23 de mayo, en una emotiva ceremonia que tuvo lugar en la Plaza Divino Salvador del Mundo de la capital de El Salvador, se subrayó enormemente la figura de Romero como “un ejemplo de pastor que defendió a los pobres” que “no es un símbolo de división, sino de fraternidad, de concordia y de paz”.

Por su importancia como organismo que aglutina a todos los Episcopados latinoamericanos, cabe señalar la 35ª Asamblea General del CELAM, desarrollada del 15 al 19 de mayo en República Dominicana, de la que ha salido una nueva directiva presidida por el cardenal colombiano Rubén Salazar.

Por último, gran conmoción causó, en lo eclesial, la designación de Juan Barros como nuevo obispo de la diócesis de Osorno (Chile) en marzo. La diócesis se levantó contra el nuevo prelado en cuanto tuvo noticia del nombramiento, pues Juan Barros es muy cercano a Fernando Karadima, sacerdote que actualmente está apartado del ministerio, acusado de abusos sexuales. El asunto quedaba zanjado en septiembre, cuando un duro Francisco recriminó a la diócesis que estaba sufriendo “por tonta, porque no abre su corazón a lo que Dios dice y se deja llevar por las macanas que dice toda esa gente” y aseguraba que no hay pruebas contra Barros.

En la estela de Laudato si’, en marzo nació la Red Eclesial Panamazónica (REPAM), una plataforma apoyada por el CELAM en la que confluyen los esfuerzos de las Iglesias locales, congregaciones religiosas y movimientos eclesiales en defensa de la ecología y la vida, con voz profética propia y al servicio de la Panamazonía (Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Guyana, Guyana Francesa, Perú, Surinam y Venezuela). Y una triste noticia al filo del final de año: el fallecimiento de Julio Terrazas, primer y único cardenal de Bolivia.

 

EN EL MUNDO

En 2015, el mundo se ha estremecido por la violencia del Estado Islámico. Su crueldad en Siria, Irak, Líbano o Egipto han provocado algunas de las imágenes más horribles del año. En Occidente el tema pasó bastante inadvertido, hasta que las poblaciones que huían de los asesinatos indiscriminados empezaron a golpear con fuerza a las puertas de Europa. Mientras los países siguen intentando gestionar la mayor crisis de refugiados desde la II Guerra Mundial, las iglesias, congregaciones religiosas y otras asociaciones eclesiales se desviven por acoger y dar una solución a cientos de miles de personas.

A la indignación se sumó el miedo el pasado 13 de noviembre, tras los atentados de París en los que murieron 137 personas. Desde el corazón de la Iglesia francesa, el cardenal Vingt-Trois alzaba su voz y se unía a los que piden una respuesta justa y que no se criminalice al islam.

También en otras partes del mundo las catástrofes sacudieron las emociones: el 25 de abril, un terremoto de Nepal; y el 12 de mayo, una réplica; en total, más de 7.000 fallecidos y millones de afectados. Y de nuevo la Iglesia acompañando en la desgracia…

En la cruz de la moneda, asistimos a un rayo de esperanza para Tierra Santa, con el reconocimiento formal por parte de la Santa Sede del Estado palestino. Una nueva muestra de la labor diplomática del Vaticano, y del papa Francisco en particular, muñidor del deshielo en la relaciones entre Cuba y Estados Unidos, otro hito que se ha recibido con alegría e ilusión en 2015. No menos felicidad provocó, en julio, la noticia de la suspensión de la pena de muerte que pesaba sobre Asia Bibi, cristiana paquistaní encarcelada desde 2010 por un delito de blasfemia.

 

BALANCE 2015. LEA TAMBIÉN:

 

LO MÁS VISTO EN VIDA NUEVA:

Actualizado
23/12/2015
Compartir