Sínodo de la Familia: “No se trata de cambiar la doctrina católica, sino nuestra actitud”

Los obispos comienzan la tercera parte del ‘Instrumentum Laboris’ reflexionando sobre el divorcio

rueda-de-prensa-sinodo-15-octubre

Rueda de prensa 15 de octubre. De izquierda a derecha: Ferrauto, Hagenkord, Lombardi, Dorantes, y Rosica

M. PÉREZ | Tranquila. Así ha sido la rueda de prensa diaria tras las jornadas matutinas del Sínodo. Y es que, tras varias sesiones marcadas por confusión acaecida por la carta que enviaron un grupo de cardenales al Papa manifestando su preocupación por algunos aspectos de metodología, la de hoy ha sido una rueda de prensa calmada y sosegada, en la que han sido expuestas varias de las intervenciones de los padres sinodales con respecto a la tercera parte del Instrumentum Laboris: “La misión de la familia hoy”.

En la mesa, junto al portavoz del Vaticano, el P. Federico Lombardi, hoy jueves 15 de octubre, festividad litúrgica de Santa Teresa de Jesús, se han sentado los jefes de las distintas secciones lingüísticas de Radio Vaticano: Romilda Ferrauto (francés), Manuel Dorantes (español), Bernard Hagenkord (alemán) y Thomas Rosica (inglés). Ellos han sido los encargados de resumir las últimas intervenciones de los padres sinodales.

Según Federico Lombardi, “entre ayer y esta mañana ha habido 93 intervenciones sobre la tercera parte del Instrumentum Laboris”, que comprende temas como: la relación entre familia, formación e instituciones públicas; el acompañamiento e integración eclesial; la procreación responsable y la educación; o la vida humana como ministerio intangible.

El alemán Bernard Hagenkord ha sido el primero en hablar, resumiendo las intervenciones de los padres sinodales de los círculos germánicos. Respecto a uno de los debates que está centrando buena parte del Sínodo, la comunión de divorciados vueltos a casar, el jesuita ha afirmado que “la Iglesia no tiene el poder ni la autoridad para cambiar la palabra de Dios”, y ha destacado la intervención de uno de los padres sinodales alemanes, que proponía “un camino catequético para las parejas divorciadas civilmente, pues también son parte de la Iglesia”.

Tras él, Thomas Rosica ha resumido las intervenciones de los padres sinodales de habla inglesa. “Se ha hablado de un camino de discernimiento para los divorciados y vueltos a casar, evaluando caso por caso”, ha explicado. Tal y como proponía el pasado viernes 9 el arzobispo de Madrid Carlos Osoro, ha reclamado “un lenguaje que enseñe la sólida verdad de la Iglesia, pero también un lenguaje que pueda hablar la gente”.

También ha incidido en la necesidad de una “formación sólida de los sacerdotes” y en la importancia de sonreír: “Tal y como nos enseña el papa Francisco, es importante que los sacerdotes sonriamos”. Finalmente, ha recordado que “la evangelización de la familia tiene que tener en cuenta que hay una interconexión de muchas cosas en el mundo”.

¿Formación al matrimonio online?

Manuel Dorantes ha sido el encargado de resumir las intervenciones de los padres sinodales de habla hispana, recordando la necesidad de “hacer una pastoral concreta sobre la familia y no solo eventos”.

Respecto a los divorciados vueltos a casar, “ha habido muchas intervenciones con a este tema, conversaciones muy sinceras y apasionadas con perspectivas muy diversas; en ellas destaca la necesidad de un término medio entre misericordia y doctrina”.

Si bien ha afirmado que “varios padres sinodales han agradecido al Papa la reforma del proceso de las nulidades matrimoniales”, también ha explicado que respecto a “gais y divorciados vueltos a casar, lo mas importante es que son personas, por lo que no se trata de cambiar la doctrina católica sino nuestra actitud”.

Finalmente, ha destacado la curiosa intervención de un padre sinodal que pedía “una preparación al matrimonio digital, donde los novios puedan tomar los cursos básicos de forma online”.

“El Papa ilumina la Asamblea”

Tras las intervenciones de los jefes de las secciones lingüísticas de Radio Vaticano, lo han hecho dos padres sinodales: Stanislaw Gadecki (arzobispo de Poznan, Polonia) y Carlos Aguiar Retes (arzobispo de Tlalnepantla, México).

Ambos padres sinodales han respaldado la figura del papa Francisco como presidente de la Asamblea frente a las críticas que ha recibidas en los últimos días por su metodología en el Sínodo. “La presencia del Papa ilumina la Asamblea y también recuerda la realidad de que es la Piedra en la que se apoya nuestra Iglesia”, ha afirmado el polaco Stanislaw Gadecki. “El sínodo no pretende tomar decisiones, nuestras reflexiones quedan abiertas en las manos del Santo Padre”, ha recordado el mexicano Carlos Aguiar.

Respecto a la comunión a divorciados, Gadecki ha manifestado la necesidad de “acompañar a los divorciados con amor y amistad para que se sientan amados por la Iglesia”. “No debemos condenar a ninguno, el juicio compete al Señor y no a nosotros”.

“La doctrina y la pastoral van juntas –ha recordado Aguiar–, la pastoral es consecuencia de la doctrina. El Señor nos ha dicho que la salvación es para todos”.

El arzobispo mexicano también se ha sincerado con los periodistas presentes al contar que “en México tenemos una costumbre: al regresar de cada Sínodo, contamos a los obispos lo que hemos aprendido y visto; de ahí salen iniciativas pastorales sobre familia. El Sínodo nos enriquece: siempre volvemos con una visión mayor de nuestros desafíos, pero también con propuestas que nos ayudan a resolver problemas de nuestras diócesis”.

Actualizado
15/10/2015
Compartir