Renacer en Haití

A los cinco años del terremoto, Acoger y Compartir refunda una escuela y crea un orfanato

proyecto de reconstrucción de una escuela y un orfanato en Haití a cargo de los redentoristas y la asociación Acoger y Compartir

JOSÉ MIGUEL DE HARO, C. SS. R. | Carrefour-Feuilles es un barrio situado al pie del Monte Hospital, al sureste del centro de Puerto Príncipe, la capital de Haití. Caracterizado por la llegada de gentes empobrecidas desde los pueblos vecinos, estas se mantienen reagrupadas en barrios de clara tendencia a la bidonvilisation: superpoblado, privado de toda infraestructura y con una población tan joven que la mitad de sus habitantes tienen menos de 18 años.

El barrio no carece de insalubridad, desempleo, violencia, promiscuidad y pobreza extrema, pero tampoco le faltan ganas de vivir. Y vivir con dignidad. Aunque la “dominación invisible” modele comportamientos incapaces de una voluntad activa por salir de la miseria.

En 2008, la pequeña asociación Acoger y Compartir, ligada a los misioneros redentoristas, inició su colaboración para ampliar la escuela San Gerardo, que ya entonces era insuficiente para el barrio. En diciembre de 2009 estábamos allá un grupo celebrando dicha ampliación. Los profesores y los niños organizaron una fiesta con claro sabor caribeño.

Solo había pasado un mes de esta fiesta cuando un desgraciado terremoto de 30 segundos y de siete grados de magnitud en la escala Richter destruyó lo que tanto nos había costado construir. Y lo peor: muchos niños y profesores murieron aplastados entre los escombros de nuestra escuela San Gerardo.

Una noche, a los pocos días del terremoto, nos reunimos con los familiares de los niños muertos en la escuela. Fue en el patio de lo que había sido la casa de los misioneros redentoristas. Prometimos volver a construir la escuela; pero en las miradas de las mamás la petición era otra. Lo que ellas deseaban era que les entregáramos a sus hijos, que aún seguían bajo los escombros. Nunca he podido olvidar las imágenes, las miradas, lo que se habló y se sintió esa noche.

Reportaje completo solo para suscriptores

En el nº 2.930 de Vida Nueva

 

LEA TAMBIÉN:

Actualizado
20/02/2015
Compartir