iComunión de iMisioneros

El primer congreso de evangelización a través de Internet, éxito de asistencia y en las redes

Salon del Congreso iMisión iMisioneros de evangelización en redes sociales

[ver extracto]

SOLEDAD DEL CAÑIZO. | Compartir los dones, formarse mejor, conocerse más y trabajar más unidos. Son los objetivos –y los resultados– del primer Congreso de Evangelización a través de Internet, que se celebró entre los días 4 y 6 del pasado mes de abril en Madrid, con la participación de 250 personas.

Xiskya Valladares la monja tuitera

Xiskya Valladares, la monja tuitera.

Las jornadas supusieron una culminación parcial de la iniciativa iMisión, nacida en junio de 2012 de un encuentro entre Xiskya Valladares, hermana de la Pureza de María, más conocida como “la monja tuitera”, y Daniel Pajuelo., sacerdote marianista, bloguero, tuitero y rapero.

“Hablamos de inquietudes que después vimos que llevaban tiempo rondando los corazones de muchos católicos presentes en la Red. Entendimos que necesitábamos aunar fuerzas y formar una comunidad virtual y real para lo que después hemos llamado iEvangelizar”, afirma Xiskya.

Poco a poco, el proyecto iMisioneros fue creciendo con voluntad y esperanza de crear una red que pudiera mantenerse cerca y en comunión, a pesar de la distancia, y de proporcionar una formación constante tanto a nivel técnico como evangélico, así como de organizar congresos en los cuales los iMisioneros tuvieran la oportunidad de conocerse en persona e impulsar el plan de actuación. Al plantar esa pequeña semilla iniciática en el fértil y versátil terreno digital, la red iMisión no tardó en florecer.

Por su parte, Daniel Pajuelo explica a Vida Nueva cómo después de llevar a cabo numerosas iniciativas que hicieron mucho ruido en la red recibieron la llamada del arzobispo Claudio Maria Celli, animándoles a presentar el proyecto al Pontificio Consejo para las Comunicaciones Sociales, presidido por el mismo prelado.

Daniel Pajuelo

Daniel Pajuelo

Tras recibir este importante apoyo a nivel eclesiástico, iMisión fue incorporando colaboradores progresivamente hasta que, en octubre del año pasado, dispusieron de los suficientes para emprender la organización del primer congreso.
 

Comunicadores responsables

Las ponencias se inauguraron con un videomensaje de monseñor Celli desde el Vaticano. El arzobispo recordó a los asistentes, que seguían atentamente sus palabras mientras las compartían con el universo digital a través de sus smartphones, tablets y portátiles, la gran responsabilidad que tienen los comunicadores en su labor de recordar la verdad del hombre.

Con este fin, el prelado consideró necesario promover desde la red una cultura del encuentro, ofrecer testimonio verdadero y profundizar día a día en lo que significa ser discípulos de Jesús. “Nuestra comunicación tiene que ser aceite perfumado para el dolor y vino bueno para la alegría”, afirmó.

Al mismo tiempo, en una pantalla lateral se iban proyectando paralelamente todos las mensajes de Twitter relacionados con el iCongreso. Los tuits, como cabía esperar, se sucedieron sin descanso. Durante la ponencia de Antonio Spadaro, poco antes de las dos de la tarde, el hashtag #iMisión aparecía entre los trending topics, los temas más mencionados en Twitter de España.

Participantes del Congreso

Participantes del Congreso

Las redes sociales se revolucionaron ante la renovadora propuesta del director de la revista La Civiltà Cattolica, quien sostuvo que el ambiente digital es tan real como el espacio físico. “La Red no es un instrumento de evangelización, sino un ambiente, un lugar donde vivir el Evangelio”, apuntó el jesuita, mundialmente conocido por su entrevista con el Papa Francisco. La idea de vivir el Evangelio de forma natural a través de Internet persistió a lo largo del congreso.

Ese mismo día destacaron la ponencia de Gustavo Entrala, creador de la cuenta @Pontifex, el tuiter del Papa Francisco, que cuenta con más de 12 millones de seguidores, quien animó a hacer un esfuerzo para buscar puntos en común con los más necesitados del mensaje del Evangelio, y la mesa redonda donde varias plataformas evangelizadoras, como Aleteia y Arguments, compartieron sus experiencias en el terreno digital.

El congreso concluyó el domingo tras la eucaristía oficiada por José Ignacio Munilla, obispo de San Sebastián y encargado de enunciar la ponencia de clausura, en la que habló en nombre de la Iglesia e hizo énfasis en la necesidad de una dirección espiritual, preferiblemente en el mundo físico, gracias a la cual la evangelización digital se oriente en la dirección adecuada.

Entre las conclusiones planteadas a modo de despedida por los organizadores destacan la urgencia y necesidad de comunión entre los iEvangelizadores.
 

INFORMACIÓN RELACIONADA:

 

LEA TAMBIÉN:

En el nº 2.890 de Vida Nueva

Actualizado
11/04/2014
Compartir