Polémica por las palabras de Rouco sobre la Guerra Civil en el funeral de Suárez

Tras valorar la contribución del expresidente a la concordia, alertó de actitudes que pueden causar otra contienda

Rouco Varela y Suárez en el funeral del Rey

Polémica por las palabras de Rouco sobre la Guerra Civil en el funeral de Suárez [extracto]
 
FRAN OTERO | El cardenal arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, ha vuelto a colocarse en el centro de la polémica merced a unas palabras pronunciadas durante la homilía del funeral de Estado en memoria del expresidente del Gobierno Adolfo Suárez, celebrado el pasado 31 de marzo en la catedral de La Almudena de Madrid.

Ante un auditorio marcado por la representación institucional –estaban presentes los Reyes de España, el presidente y los expresidentes del Gobieno, ministros, presidentes de comunidades autónomas y otras muchas autoridades–, el purpurado gallego afirmó: “La concordia fue posible con él [por Suárez]. Buscó y practicó tenaz y generosamente la reconciliación en los ámbitos más delicados de la vida política y social de aquella España que, con sus jóvenes, quería superar para siempre la Guerra Civil: los hechos y las actitudes que la causaron y que la pueden causar”, dijo.

Además, destacó, tras su retirada de la política, su testimonio en la familia y en la enfermedad: “Su vuelta a una vida de familia más intensa, dedicada al cuidado tierno y sacrificado de la esposa y de los hijos, después de la retirada dolorosa de la vida pública, y el asumir el largo tiempo de la propia enfermedad, humanamente hablando tan oscuro, nos ha dejado un testimonio ejemplar y, en su prolongado silencio, una advertencia elocuente de cuáles son y deben ser los auténticos y fundamentales valores, los absolutamente necesarios, si se aspira a edificar un tiempo nuevo para la esperanza de nuestra sociedad y de cualquiera otra. En una palabra, si se quiere vivir, y ayudar a vivir a sus jóvenes generaciones en libertad, justicia, solidaridad y paz”.
 

Conservar una tradición

Finalmente, el titular de la Archidiócesis de Madrid recordó a los presentes su responsabilidad en la conservación “de una gran tradición espiritual, que ha configurado en decisiva medida la historia del alma de España”.

Las palabras del hasta hace poco presidente de la Conferencia Episcopal, sobre todo las referidas a la Guerra Civil, tuvieron un importante eco político, logrando la reprobación de todos los partidos del arco parlamentario a excepción del Partido Popular. Palabras que contrastan con la homilía pronunciada diez días antes en la catedral de Ávila por el obispo de la diócesis, Jesús García Burillo, quien destacó, sobre todo, la contribución de Suárez a la reconciliación, concretada en la Transición, de la que dijo, “causó admiración en el mundo”.

En el nº 2.889 de Vida Nueva

 

LEER TAMBIÉN:

Actualizado
04/04/2014
Compartir