Ángel Fernández Artime: “Que Don Bosco y María Auxiliadora me acompañen”

Ángel Fernández Artime, nuevo rector mayor de los salesianos, con los padres capitulares de la Inspectoría de Santiago el Mayor en León

El español, de 53 años, elegido nuevo rector mayor de los salesianos

Ángel Fernández Artime, nuevo rector mayor de los salesianos, con los padres capitulares de la Inspectoría de Santiago el Mayor en León

Con los padres capitulares de la Inspectoría de Santiago el Mayor (León)

Ángel Fernández Artime, nuevo rector mayor de los salesianos [extracto]

M. GÓMEZ | ·Tú no estás llamado a ser rector mayor, ni como Don Vecchi, ni como Don Viganó. Tú estás llamado a ser sucesor de Don Bosco, no de Don Chávez. Por tanto, en nombre de los capitulares, te pregunto si aceptas”.

La pregunta la hacía Pascual Chávez, y Ángel Fernández Artime contestaba, en español, y emocionado: “Me pongo en las manos del Señor, y pidamos a Don Bosco y a María Auxiliadora que nos acompañe y que me acompañe, en la fraternidad con los salesianos y con la congregación. Con fe, acepto”.

Así de memorable comenzaba la mañana del martes 25 de marzo en el Auditorio del Salesianum de Roma, donde se está celebrando el 27º capítulo general de la Congregación Salesiana, que ha elegido a este español de 53 años nuevo rector mayor. Legitimado por la mayoría absoluta de los votos de los 220 padres capitulares, Fernández Artime se convierte en el décimo sucesor de san Juan Bosco.

Bajo el lema Testigos de la radicalidad evangélica, la asamblea capitular se celebra del 3 de marzo al 12 de abril, con el objetivo de ser un “punto de inflexión” que renueve a la congregación desde una vuelta a los orígenes. Fernández Artime liderará este camino durante los próximos seis años, acompañado por un nuevo equipo que, al cierre de estas páginas, aún no se conocía.

Ángel Fernández Artime (21 de agosto de 1960, Gozón-Luanco, Asturias) es licenciado en Teología Pastoral, Filosofía y Pedagogía. Profesó los votos perpetuos a los 23 años en Santiago de Compostela y fue ordenado sacerdote en León a los 27. La mayor parte de su trayectoria se ha desarrollado en la inspectoría (provincia) de Santiago el Mayor, con sede en León, donde ocupó varios cargos, incluido el de inspector (provincial), entre 2000 y 2006. Después fue destinado al colegio salesiano de Ourense. Y desde 2009, era el provincial de Argentina, con sede en Buenos Aires.

Este es el cargo que ocupaba en la actualidad, aunque había sido designado ya para una nueva responsabilidad. Fue nombrado el pasado diciembre superior provincial de una región de nueva creación que comenzará a funcionar en mayo: la Inspectoría Salesiana María Auxiliadora, que agrupa las obras de Cataluña, Aragón, Andorra, Baleares, Valencia, Murcia, Andalucía, Extremadura y Canarias. Ahora, tendrá que ser él mismo como rector mayor quien nombre a otro salesiano para esta tarea.

En el nº 2.888 de Vida Nueva

Actualizado
28/03/2014
Compartir