Francisco: “El obispo no es propietario de su diócesis, ni el sacerdote de la parroquia; son servidores”

papa Francisco

Catequesis del Papa sobre los ministerios ordenados

papa Francisco

ÁLVARO ESPINOSA MALAGÓN | El sacramento de Orden centró la catequesis de ayer 26 de marzo ofrecida por el papa Francisco durante la audiencia general de los miércoles. Ante una Plaza de San Pedro repleta de fieles, entre los que destacaban los numerosos jóvenes, Francisco recordó que aquellos que son ordenados, son puestos a la cabeza de la comunidad como servidores, como lo hizo y lo enseñó Jesús.

El Papa volvió a señalar, como ha hecho en otras ocasiones, que el obispo, el sacerdote y el diácono están al servicio de la comunidad, subrayando que “dedican todo su ser y amor a la comunidad, que no la han de considerar de su propiedad: ni el obispo es el propietario de su diócesis, ni el sacerdote es el propietario de su parroquia, ni el diácono de su diaconía; es propiedad del Señor, al que tienen que servir”.

Después, dirigiéndose especialmente a los jóvenes allí reunidos, el Sumo Pontífice preguntó: “¿Dónde se venden las entradas para ser sacerdotes?”, al tiempo que ha afirmado que es Jesús quien lo ha puesto en su corazón.

Por otro lado, el Papa argentino explicó que el obispo que no reza, que no celebra misa todos los días, que no escucha la palabra de Dios, que no se confiesa, “no hace bien”, ya que “termina perdiendo el sentido auténtico del propio servicio”. Señaló que otra característica de los que se ordenan sacerdotes es “el amor apasionado por la Iglesia”, porque un cura debe “pacer con amor; si no, no sirve”.

Al final de la audiencia, el Papa, invito a todos a rezar por los ministros ordenados de su Iglesia, en especial por aquellos que se encuentran en dificultad o que necesitan recuperar el valor y la frescura de su vocación.

LEA TAMBIÉN:

Actualizado
27/03/2014
Compartir