Liberadas las 12 monjas greco-ortodoxas secuestradas en Siria

J. L. CELADA | Las 12 monjas greco-ortodoxas secuestradas el 3 de diciembre en la localidad siria de Malula, al norte de Damasco, fueron liberadas sanas y salvas el 9 de marzo, según confirmó desde Beirut el patriarca de la Iglesia greco-católica melquita de Antioquía y de Todo el Oriente, Gregorio III Laham.

Las religiosas, que fueron capturadas por un grupo de hombres armados en su monasterio de San Tecla, permanecían retenidas en Yabrud, a varias decenas de kilómetros de Malula. Allí ocupaban el primer piso de una casa, mientras sus secuestradores, del Frente al Nusra (grupo yihadista vinculado a Al Qaeda), vivían en la planta baja del edificio.

Según el patriarca greco-católico melquita, la intervención de Qatar y de los servicios secretos libaneses ha resultado decisiva para su liberación. “Posiblemente, ha tenido lugar una negociación política”, ha desvelado Gregorio III Laham, quien también ha admitido que se habría pagado un rescate de varios millones de dólares por ellas.

Malula, de población mayoritariamente cristiana y cuna del arameo, fue escenario durante el pasado mes de septiembre de intensos combates entre el ejército de Bashar al-Asad y los rebeldes. Ha sido tal el recrudecimiento del conflicto sirio en esta zona del país, que los cinco mil cristianos que habitaban en el lugar han desaparecido prácticamente, en su mayoría rumbo a la capital, que acoge ya a miles de refugiados.

El patriarca Gregorio III Laham dio a conocer, a través de diversas agencias de prensa, que las 12 religiosas felizmente liberadas se encontraban en perfecto estado de salud –según mostraban imágenes difundidas por la cadena de televisión Al-Jazeera todavía por contrastar– y que cruzaron la frontera con Líbano durante la noche del domingo 9 de marzo.

En el nº 2.886 de Vida Nueva

Actualizado
13/03/2014
Compartir