Grup San Jordi, cristianos que apuestan por la regeneración política

J. LORENZO. BARCELONA | Conscientes de que la falta de valores que ha originado la crisis económica erosiona también la política, se ha celebrado el 9 de noviembre, en Barcelona, la jornada Altura moral y dignidad política. Organizada por el Grup San Jordi (fundado por quien fuera obispo auxiliar de Barcelona, Joan Carrera), el encuentro, en el que participó un centenar de personalidades del ámbito político y religioso, se desarrolló mediante sendas ponencias y una mesa redonda.

Por la mañana, el moralista Marciano Vidal abordó la relación entre política y ética y aseguró percibir “un cansancio democrático, porque la economía ha secuestrado a la política”. Un cansancio en el que, añadió, también incide la falta de “creatividad” para abordar una regeneración política, a pesar de algunos intentos minoritarios. En todo caso, se mostró partidario de cambiar “radicalmente” los partidos políticos. “Pero ellos no quieren cambiar, porque tienen el poder”, afirmó.

En la segunda ponencia, el teólogo Teodor Suau trenzó la relación entre el humanismo cristiano y la política para fundamentar en el seguimiento de la propuesta de Jesús de Nazaret una línea de acción para que los cristianos participen en la construcción de la sociedad civil, ofreciendo así una dimensión política, “aquí y ahora”, del Reino de Dios.

En la mesa redonda, que contó con la participación del alcalde de Lleida, Àngel Ros; la religiosa Victòria Molins; las periodistas Pilar Rahola y Anna Punsoda, y el exconsejero de la Generalitat, Oriol Badia, hubo un práctico acuerdo entre todos en que el ejercicio de la política exige un compromiso moral que ya se encuentra expuesto en los Diez Mandamientos.

Por su parte, el obispo de Lleida, Joan Piris, que inauguró la jornada, invitó a los cristianos a asumir una función pública “que tenga altura moral”.

En el nº 2.871 de Vida Nueva

Actualizado
14/11/2013
Compartir