España, campo de misión para otras religiones

En plena marea secularizadora, aparecen nuevos grupos de creyentes

musulmanes en España celebran el Ramadán

MIGUEL ÁNGEL MORENO | El esquema que retrata a España como un país mayoritariamente religioso y católico, al menos según las encuestas del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), muestra una población en la que un 72% se declara católica, pero que luego admite que no asiste a oficios religiosos “casi nunca”. Esta dinámica es “una constante en España”, según afirma Mónica Cornejo. “Siempre, en España, esto ha sido llamativamente diferente. Se trata de un efecto de lo que venimos llamando el catolicismo cultural”, explica a Vida Nueva.

Otro estudio de la Fundación Pluralismo y Convivencia ofrece el dato de que el 68,2% de los españoles se declaran religiosos, sin especificar un credo concreto. De ellos, el 31,4% se describen como creyentes practicantes, según se desprende de la II Encuesta sobre opiniones y actitudes de los españoles ante la dimensión cotidiana de la religiosidad y su gestión pública, de esta institución. [Conclusiones del estudio de la Fundación Pluralismo y Convivencia]

Para Cornejo, doctora en Antropología e investigadora y docente en la Universidad Complutense de Madrid, hay “un elemento nuevo” en este estudio. “Ahora se declaran como religiosas muchas personas que no son católicas. Y se declaran como religiosas practicantes. Esa pregunta ya comienza a significar algo distinto, cada año más”, explica la investigadora, que apunta a nuevas formas de “espiritualidad activa”, cada vez más diversas, y a un pluralismo religioso que no está siendo recogido convenientemente por las encuestas.

En este sentido, el catedrático de Historia de las Religiones en la Universidad de La Laguna, en Tenerife, Francisco Díez de Velasco, apunta a un proceso de “invisibilización” de las creencias religiosas minoritarias. “Ahora es más difícil diferenciar espiritualidad de religión. La identidad religiosa de la gente no es evidente, no se quiere mostrar, algo que tiene que ver con una tendencia a modelos de creencias muy individualizados”, dice.

Pese a la dificultad para desentrañar la evolución de las creencias, una herramienta que nos acerca a estas dinámicas es el Directorio de lugares de culto de las diversas religiones, que estudia de forma anual el Observatorio de Pluralismo Religioso, de la Fundación Pluralismo y Convivencia. Es una base de datos iniciada en 2011 a partir de la información de lugares de culto en las comunidades autónomas, que se ha ido alimentando con la inscripción voluntaria (el registro no es obligatorio) de las propias confesiones o grupos que han querido añadir sus espacios de culto y reunión.

Según los últimos datos de esta base, de junio de 2013, los lugares de culto de católicos son claramente mayoritarios (79,1%), pero, comparados con los de 2011, se observa que permanecen estables, mientras que crecen los de otras religiones: espacios del credo evangélico (de 2.944 a 3.446), de culto islámico (de 988 a 1.274) y de culto ortodoxo (de 75 a 176).

Auge de evangélicos y musulmanes

“En los últimos años hay grupos que están creciendo en número de fieles y en el proceso de conversión en actos sociales. El grado de normalización se consigue cuando el grupo deja de verse como un extraño”, explica Óscar Salguero, antropólogo centrado en el estudio del pluralismo religioso en varias zonas de Andalucía.

Salguero destaca el avance de evangélicos y pentecostales, tanto en España como en muchos países europeos, aunque entre nosotros han tenido especial arraigo a partir de la inmigración recibida en los últimos años 90 y la primera década del 2000.

“Para todos los cristianos evangélicos, España sigue siendo un campo de misión. Creemos que España es un país que no conoce el Evangelio de esta manera”, asegura Jorge Fernández, responsable de prensa de la Federación de Entidades Religiosas Evangélicas de España (FEREDE).

El islam español, con más de un millar de centros de culto reconocidos, es otro grupo numeroso, aunque con algunas peculiaridades en cuanto a los nuevos creyentes que reciben.

Si bien se asume una procedencia inmigrante en la mayoría de ellos, Natalia Andújar, miembro de la Junta Islámica Catalana, directora del Centro de Formación Educaislam y de Red Musulmana, agrega otras procedencias de los nuevos musulmanes en España.

España, campo de misión para otras religiones [íntegro solo suscriptores]

Suscribirse a Vida Nueva [ir]

En el nº 2.869 de Vida Nueva.

 

LEA TAMBIÉN:

Actualizado
31/10/2013
Compartir