‘El mayordomo’: ‘yes, we can’

película El mayordomo

película El mayordomo

J. L. CELADA | Dos imágenes, tan alejadas en el tiempo como en lo que representan, marcan el arranque y el desenlace de esta cinta: la primera nos traslada a las plantaciones de algodón en el estado sureño de Georgia, allá por 1926; la segunda, en la capital estadounidense, rememora la jornada electoral de las presidenciales de noviembre de 2008. Entre ambas media casi un siglo, toda una vida para El mayordomo del título, privilegiado testigo de la historia más reciente de su país.

Durante sus tres décadas de servicio en la Casa Blanca, este “negro doméstico” (un Forest Whitaker llamado a repetir Oscar) tuvo la oportunidad de entrar en contacto hasta con siete presidentes. Y, aunque nunca mostró el mayor interés por la política, su sola presencia junto a la mesa donde se tomaban las grandes decisiones le proporcionó un interesante punto de vista sobre una realidad –nacional e internacional– sometida a cambios de trascendencia universal. Muy especialmente, los que pondrían fin a la segregación racial, ampliando el capítulo de derechos y libertades al conjunto de la población.

Sin embargo, para que Barack Obama llegase a proclamar su ya célebre “yes, we can”, fue preciso que muchos de sus antepasados se dejasen la vida en el empeño de construir una sociedad más justa e igualitaria. Algunos, como Martin Luther King, Malcolm X o el mismísimo John F. Kennedy, lo hicieron literalmente. Otros, como nuestro protagonista y el individuo en que se inspira, trataron de llevarlo a cabo a su manera, derribando estereotipos a base de “ética laboral y dignidad de carácter”. Una actitud también “subversiva”, pero que, a ojos de su primogénito, militante de la causa negra, resultaba “dócil y servil”.

Como el recordado Forrest Gump de Robert Zemeckis –aunque sin la chispa de aquel popular héroe anónimo–, el personaje que aquí presenta Lee Daniels nos permite recorrer un sinfín de nombres y momentos históricos para la joven nación: la Ley de derecho al voto que aprobaría el acceso a las urnas de los afroamericanos (1965), la creación del partido de los Panteras Negras en defensa de la comunidad de color (1966), las protestas contra la Guerra de Vietnam de los 70…película El mayordomo

Y, por supuesto, los años de gobierno de Eisenhower, Kennedy, Johnson, Nixon, Ford, Carter y Reagan, a cuyas órdenes trabajó El mayordomo con abnegación, oficio y discreción. Bien es cierto que no pocos de esos episodios se despachan con unos cuantos flashes de imágenes de archivo, recurso sumamente útil para producciones tan ambiciosas como esta (baste echar una ojeada al reparto), aunque se corre el riesgo de convertir las pinceladas en brochazos.

Escollos al margen, esta película supone una lección de historia –apresurada, pero digna– sobre el triunfo de la voluntad de un pueblo que cree tanto en sí mismo como en su cine. ¡Ojalá tomáramos buena nota por estos pagos!

FICHA TÉCNICA

TÍTULO ORIGINAL: The butler.

DIRECCIÓN: Lee Daniels.

GUIÓN: Danny Strong.

FOTOGRAFÍA: Andrew Dunn

MÚSICA: Rodrigo Leão.

PRODUCCIÓN: Lee Daniels, Cassian Elwes, Buddy Patrick, Pamela Oas Williams, Laura Ziskin.

INTÉRPRETES: Forest Whitaker, Oprah Winfrey, John Cusack, Jane Fonda, Cuba Gooding Jr., Terrence Howard, Lenny Kravitz, James Marsden, David Oyelowo, Vanessa Redgrave, Alan Rickman, Liev Schreiber, Robin Williams.

En el nº 2.867 de Vida Nueva

Actualizado
17/10/2013
Compartir