Seán Patrick O’Malley: “En la Iglesia son muy importantes la participación y la colegialidad”

Sean OMalley, cardenal arzobispo de Boston, con el papa Francisco 9 abril 2013

Arzobispo de Boston y miembro del consejo de cardenales del Papa

Seán Patrick OMalley, cardenal arzobispo de Boston

Entrevista con Seán Patrick O’Malley [extracto]

ANTÓNIO MARUJO (FÁTIMA, PORTUGAL) | El cardenal Seán Patrick O’Malley, OFMCap, clausuraba el pasado mes de septiembre en Fátima el Encuentro de Pastoral Social de la Iglesia católica en Portugal sobre el tema Testimoniar la caridad en el Año de la fe. Durante su intervención, el arzobispo de Boston sostuvo que la defensa de la vida pasa por la defensa de los más necesitados y, en una breve entrevista colectiva posterior al acto, el también integrante del consejo de ocho cardenales que estudia con el Papa la reforma de la Curia aseguró que Francisco “ha logrado cambiar la conversación sobre la Iglesia”.

PREGUNTA.- El Papa viene insistiendo en la dimensión social de la Iglesia. Días atrás lanzó el reto de acoger a los refugiados en conventos y espacios vacíos de la Iglesia. ¿Cómo ha visto esta llamada desconcertante?

RESPUESTA.- Creo que el Santo Padre, con el énfasis que pone en el Evangelio social, ha logrado cambiar la conversación sobre la Iglesia. Eso es muy importante, porque nos recuerda a todos que la Iglesia está en el mundo para construir una sociedad y una civilización del amor. Esto nos recuerda nuestra responsabilidad hacia nuestros hermanos. El mundo está muy entusiasmado con el Papa, porque hay mucha sed del mensaje que él nos está dando. Cada lugar tendrá que decidir la mejor manera de responder a esa invitación tan importante. Pero creo que el Espíritu Santo está hablando a través de nuestro Santo Padre, y nosotros debemos responder con generosidad. Y hacer presente, en medio del sufrimiento del mundo, la misericordia y la bondad de Dios.

P.- En la Archidiócesis de Boston, ¿cómo están respondiendo a este desafío del Papa?

R.- Lo estamos intentando. Tenemos muchos desafíos en Boston. A pesar de ser un país rico, en los Estados Unidos tenemos muchos pobres, muchos inmigrantes, muchos enfermos… Y siempre hay muchas posibilidades para mostrar nuestro amor a Cristo sirviendo a nuestros hermanos más necesitados.

P.- Usted fue invitado por el Papa para integrar el consejo que estudiará la reforma de la Curia. ¿Cómo se ha preparado para la primera reunión?

R.- Con mucha oración y consultas con otros obispos, religiosos y líderes laicos, a quienes pedimos ideas para compartir con el Santo Padre. Espero que mi pobre colaboración ayude un poco.

Sean OMalley, cardenal arzobispo de Boston, con el papa Francisco 9 abril 2013

El cardenal O’Malley con el Papa, el pasado abril

P.- ¿Cuál es su principal preocupación?

R.- Hay muchas cosas que debemos tener muy presentes. Sobre todo, en la transmisión de la fe en el mundo, en respuesta a la crisis de vocaciones… Sin embargo, la primera preocupación será la de reformar la Curia, para que el Santo Padre tenga los colaboradores que necesita para ejercer su ministerio como nuestro papa. Hay muchas otras cosas que hablaremos entre nosotros, los cardenales, con el Papa, pero son temas que vamos a compartir directamente con él. No voy a hacer campaña por mis ideas. No sé si son buenas o no. El Santo Padre juzgará.

Resistencias a los cambios

P.- El recién nombrado secretario de Estado vaticano, Pietro Parolin, sostuvo en una entrevista que la Iglesia debe tener un espíritu “más democrático”. En su opinión, ¿qué significa eso? ¿Que este espíritu también debe llegar a estructuras como el Sínodo de los Obispos, por ejemplo?

R.- No sé si ‘democrático’ es la palabra que debemos utilizar. Pero sí más colegialidad y participación, porque la Iglesia nunca será una democracia política y, a veces, las reglas políticas son diferentes de las de la Iglesia. En la Iglesia, nuestra tarea es trabajar juntos para descubrir la bondad de Dios y poner en práctica su palabra en nuestras vidas. A veces, la mayoría tiene razón, y otras no. Por tanto, ‘democracia’ no sería la palabra que usaría para la Iglesia. Sin embargo, la participación y la colegialidad, eso sí, son muy importantes.

P.- En la misma entrevista, el secretario de Estado habla de resistencias al cambio. ¿Cuáles siente que son las más importantes en la Curia romana?

R.- No trabajo en la Curia, solo la conozco desde fuera. Creo que hace falta mucha más comunicación entre las distintas congregaciones y también entre las conferencias episcopales de todo el mundo y la Curia, para que la Curia no quede tan aislada.

P.- Como estadounidense, ¿qué le diría al presidente Obama si pudiera hablar con él sobre Siria?

R.- El 7 de septiembre también tuvimos nuestra vigilia para pedir la paz en Siria. Estamos con el Santo Padre, en la oposición a la idea de una respuesta militar. Esperamos que tal vez ahora, con la propuesta que hicieron los rusos, eso ayude a abrir otro camino.

En el nº 2.865 de Vida Nueva.

 

LEA TAMBIÉN:

Actualizado
04/10/2013
Compartir