Los obispos españoles, de ‘visita ad limina’ en 2014

obispos españoles reunidos en Asamblea Plenaria

A partir del 24 de febrero, informarán a Francisco sobre el estado de sus diócesis

obispos españoles reunidos en Asamblea Plenaria

Los obispos españoles realizarán la visita ‘ad limina’ el 24 de febrero de 2014 [extracto]

F. OTERO | El pasado 16 de septiembre se dio a conocer que los obispos españoles acudirían al Vaticano, en visita ad limina al papa Francisco, entre el 24 de febrero y el 8 de marzo de 2014.

Fue la Diócesis de Palencia quien primero comunicó la noticia, el 16 de septiembre, después de que su obispo, Esteban Escudero, fuera informado por la Secretaría General de la Conferencia Episcopal Española (CEE). Un día antes, el obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, ya había apuntado en un artículo en prensa nacional este acontecimiento, como también lo hizo el obispo de Jaén, Ramón del Hoyo, a primera hora de la mañana del martes 17 de septiembre.

Ese mismo martes, la propia CEE emitía una nota informativa en la que ofrecía los primeros detalles de esta visita, que tiene su antecedente más próximo en 2005 con Juan Pablo II. Además, anunció que en la próxima reunión de la Comisión Permanente, el 1 y 2 de octubre, se modificarán las fechas de la Asamblea Plenaria que estaba convocada, precisamente, para la semana en la que comenzará la visita al Papa (24-28 de febrero), que se realiza más o menos cada cinco años.

A falta de datos más concretos, las audiencias se celebrarán, salvo variaciones en la agenda del Pontífice, cada día entre las 11:30 y las 13 horas. Recibirá grupos de siete u ocho obispos, que deberán presentar un informe de su diócesis, enviado previamente a la Nunciatura, y responder a las cuestiones que Francisco les pueda formular. La visita no acaba en el encuentro con el Papa, pues continuará con encuentros con los diversos dicasterios de la Curia romana.

Responsabilidad y comunión

La visita ad limina, institucionalizada por el papa Sixto V en 1585, es un acto eclesial que pretende el fortalecimiento de la responsabilidad de los sucesores de los Apóstoles y de la comunión jerárquica con el sucesor de Pedro y la referencia, en la visita a Roma, a las tumbas de los santos Pedro y Pablo, pastores y columnas de la Iglesia romana.

Además, como detalla el comunicado de la Diócesis de Palencia, “representa un momento central del ejercicio del ministerio pastoral del Santo Padre, porque le permite recibir a los pastores de las iglesias particulares y tratar con ellos cuestiones concernientes a su misión eclesial” y, por ello, “permite dar a conocer mejor y a apreciar el inmenso patrimonio de valores espirituales y morales que la Iglesia ha difundido por todo el mundo”.

En el nº 2.863 de Vida Nueva.

LEA TAMBIÉN:

Actualizado
19/09/2013
Compartir