Leonardo Maciel: “Río está preparada para la JMJ”

Leonardo Maciel, presidente de Río Eventos Especiales

Presidente de Río Eventos Especiales

Leonardo Maciel, presidente de Río Eventos Especiales

MARCELO ANDROETTO. RÍO DE JANEIRO | En pleno barrio de Botafogo, en Río de Janeiro, se erige el señorial Palacio da Cidade, donde el alcalde tiene sus oficinas y adonde se dirigirá en breve el papa Francisco para bendecir la bandera oficial del Comité Olímpico Internacional (COI). Allí, el presidente de Río Eventos Especiales, Leonardo Maciel, recibió a Vida Nueva en el marco de una reunión del Comité de Seguridad.

El plan fue hablar sobre los preparativos de la ciudad para albergar la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ). “Es cierto que la JMJ es un evento muy imprevisible –afirma Maciel–, porque, además de los peregrinos normales, llegará muchísima más gente, sobre la que en principio no hay control. Pero tenemos planes muy consistentes. La ciudad está preparada para recibirlos”.

Río Eventos Especiales es una empresa que depende del municipio y que tiene a su cargo organizar tres de las cuatro grandes reuniones que en estos años harán de la capital carioca el eje de las miradas de todo el mundo: la pasada Copa Confederaciones, la JMJ, el Mundial de Fútbol 2014 y los Juegos Olímpicos 2016. Ahora es el turno de la visita del Papa y de miles de jóvenes que se encontrarán con él.

“Es un gran desafío para nosotros –explica el funcionario–, en particular en áreas específicas como la movilidad y la seguridad de las personas. Por ejemplo, se estima que llegarán veinte mil autobuses para la Jornada, que deberán quedarse fuera de los límites de la ciudad. Con respecto a los actos centrales en Copacabana, tenemos la experiencia de grandes eventos en la playa, como recitales y la fiesta de Año Nuevo. Pero la misa de clausura en Guaratiba, donde se esperan hasta dos millones de personas, es una situación inédita”.

De todas formas, Maciel asegura que Río va a funcionar de manera “confortable” y que se buscará minimizar los trastornos. “Tenemos la capacidad de dirigir grandes eventos. Nos hemos puesto la obligación muy severa de que las cosas no salgan fuera de control, a través de un plan de movilización, un proyecto de señalización y un operativo conjunto en el área de seguridad”.

Y agrega que, para la ciudad, esta serie de eventos especiales “es una oportunidad de renacimiento, pensando en una cambio cultural de sus habitantes”. “El alcalde Eduardo Paes pretende que sean aprovechados para corregir problemas históricos. Y que eventos como la JMJ dejen un legado tangible, pero también intangible: mostrar al mundo el perfil acogedor de nuestra ciudad”, concluye.

En el nº 2.857 de Vida Nueva.

ESPECIAL JMJ RÍO 2013

Actualizado
19/07/2013
Compartir