Fe en el cine. Un buen programa de mano

imágenes de películas de cine religioso

Historia de una relación abierta a la crítica

imágenes de películas de cine religioso

JESÚS A. LÓPEZ, director de la Filmoteca de Albacete | Con el tiempo de descanso estival, se presenta la oportunidad de recuperar asignaturas pendientes: conocer mejor aquellos rincones del mundo que la rutina diaria no nos ha permitido visitar con calma, leer tantos libros que han ido quedando aparcados frente a obligaciones y compromisos, ver ciertas películas que alguien nos recomendó un día y que nunca llegamos a disfrutar… Muchas de esas cintas nos ayudarán a recuperar la fe en el cine, pero también a descubrir que este arte siempre le ha hecho un hueco a la fe a lo largo de su historia.

Este Pliego es una buena prueba de ello, y un útil programa de mano para reconocer qué títulos vale la pena rescatar (u olvidar) dentro de la amplia oferta del llamado “cine religioso”.

Hablar de cine y fe no es como mezclar agua y aceite, sino mas bien al contrario, ya que, desde los comienzos del llamado séptimo arte, los cineastas afrontaron temas relacionados con la fe o la Iglesia, con la historia bíblica o con la bondad cristiana a la hora de configurar sus historias en la pantalla.

Más allá de esa relación casi tradicional de la fe con el arte, que también se da en otras disciplinas como la pintura, la música o la literatura, el cine afronta algo novedoso y muy propio de la modernidad y lo contemporáneo: la crítica. De ahí que, en las próximas páginas, me iré refiriendo a una serie de títulos que, como la suerte –que puede ser buena o mala–, abordan la fe con devoción o crítica.

En ambos aspectos, la fe está presente, y el espectador de conciencia crítica es el único que debe apreciar la validez o no del discurso, siempre en su fuero interno, sobrepasando el aspecto propagandístico que algunos filmes pudieran tener –y que lo tienen– de un lado o de otro.

Estos son los epígrafes que seguiré para este trabajo:

I. En el principio… fue la Biblia.

II. Los años del espectáculo.

III. La llegada de los 60: la respuesta escéptica.

IV. El cine contemporáneo.

V. Cine y religión en el siglo XXI.

Las diez películas imprescindibles

  • La última tentación de Cristo (1988), de Martin Scorsese.
  • La vida de Brian (1979), de Terry Jones.
  • La misión (1986), de Roland Joffé.
  • Nazarín (1959), de Luis Buñuel.
  • El evangelio según san Mateo (1964), de Pier Paolo Pasolini.
  • Los comulgantes (1963), de Ingmar Bergman.
  • Ordet (La palabra) (1955), de Carl Theodor Dreyer.
  • Los Diez Mandamientos (1956), de Cecil B. De Mille.
  • Marcelino pan y vino (1955), de Ladislao Vajda.
  • Diálogo de Carmelitas (1960), de Philippe Agostini y Raymond Leopold Bruckberger.

Pliego publicado en el nº 2.856 de Vida Nueva. Del 13 al 19 de julio de 2013.

Actualizado
12/07/2013
Compartir