Buena sintonía entre Mariano Rajoy y el Papa

El presidente español es el primer mandatario europeo en ser recibido en audiencia

encuentro entre Mariano Rajoy y papa Francisco 15 abril 2013

Buena sintonía entre Mariano Rajoy y el Papa [extracto]

ANTONIO PELAYO. ROMA | Mariano Rajoy salió plenamente satisfecho de su encuentro con el papa Francisco, que tuvo lugar este lunes 15 de abril, en lo que supuso su primera recepción a un mandatario europeo. En este sentido, los que conocen bien al presidente del Gobierno español aseguran que no es hombre que se deje llevar por impresiones con escaso fundamento.

Si nos atenemos a los hechos, los más notables son los siguientes: la cita duró 24 minutos y fue a solas (no necesitaban intérprete). Es una duración superior a la normal. Además, pudimos observar que había habido “química” personal entre ellos. Posteriormente, al final de la mañana, tuvo lugar en la Embajada de España ante la Santa Sede un almuerzo en honor del cardenal Tarcisio Bertone, al que asistió la cúpula al completo de la Secretaría de Estado. Por último, L’Osservatore Romano publicó esa misma tarde, en primera página, un artículo del político español titulado “Una nueva ocasión”.

El presidente, que viajó a Roma acompañado por su habitual equipo de altos colaboradores, encabezado por el jefe de su Gabinete, Jorge Moragas, llegó al Vaticano en compañía del embajador ante la Santa Sede, Eduardo Gutiérrez Sáenz de Buruaga. Fue recibido en el Patio de San Dámaso por el prefecto de la Casa Pontificia, Georg Gänswein, y le rindió honores un piquete de la Guardia Suiza.

La comitiva fue conducida a la segunda loggia y, a las 11 de la mañana en punto, el Santo Padre le recibió en la Biblioteca Apostólica para mantener un animado coloquio. Finalizado el cual, se hizo entrar a la esposa del presidente, Elvira Fernández, con la que Bergoglio estableció una simpática conversación.

Ya en presencia de fotógrafos y operadores de televisión, se procedió al intercambio de regalos: Rajoy hizo entrega al Pontífice de un espléndido facsímil del libro De aetatibus mundi imagines, obra de Francisco de Holanda y una de las joyas de la Biblioteca Nacional, a la que acompañaba una camiseta de la selección nacional de fútbol, ‘la Roja’, con las firmas de los campeones. “De haber sabido que me traía esto –dijo el Papa–, le habría dado la camiseta del San Lorenzo de Almagro”, el equipo del que ha sido y sigue siendo tifoso. El regalo papal consistió en una pluma con motivos de los Museos Vaticanos.

Después de despedir al Papa, Rajoy descendió a la Secretaría de Estado, donde mantuvo otro aún más largo encuentro con el secretario de Estado, al que acompañaban Dominique Mamberti, secretario para las Relaciones con los Estados, y Paolo Gualtieri, encargado de seguir los asuntos españoles.

A la una del mediodía, la Sala de Prensa de la Santa Sede hizo público el comunicado, que dice en su segundo párrafo así: “Durante las conversaciones, desarrolladas en un ambiente de cordialidad, ha habido un intercambio de opiniones sobre la difícil situación económica y financiera mundial a la que se enfrenta España, al igual que otros países europeos, y que ha causado una grave crisis del empleo, afectando a numerosas familias, particularmente, a los jóvenes. En este contexto, se ha expresado la cercanía de la Iglesia y se ha señalado la notable labor que realizan Cáritas y otras asociaciones caritativas eclesiales en favor de los más necesitados. También se ha hablado de la situación político-institucional actual del país, reconociendo la necesidad de diálogo entre todos los componentes de la sociedad, basado en el mutuo respeto y que tenga en cuenta valores como la justicia y la solidaridad en la búsqueda del bien común”.

Puente con América Latina

“Asimismo –profundiza el último párrafo–, se ha hecho referencia a las buenas relaciones bilaterales entre la Santa Sede y España, que, en el espíritu de los Acuerdos de 1979, se han consolidado cada vez más, y a otros temas de actualidad y de interés para la Iglesia en el país. En particular, se ha hablado de la institución del matrimonio y de la familia, y de la importancia de la educación religiosa. Igualmente, se ha tratado de la situación internacional, recordando especialmente a América Latina”.

En su artículo para L’Osservatore Romano, el presidente del Gobierno español aludía a este último tema: “España quiere trabajar para seguir haciendo de la Comunidad Iberoamericana de Naciones un espacio más libre y próspero, abierto al mundo, integrador, que sepa arrojar una luz propia sobre los desafíos actuales y aportar su visión sobre los caminos a emprender para el verdadero progreso de la humanidad”.

En el nº 2.844 de Vida Nueva.

 

LEA TAMBIÉN:

Actualizado
19/04/2013
Compartir