Colegios y padres se unen contra el ajuste a la escuela concertada

profesora con alumnos en un aula en escuela concertada

Acusan a Andalucía y Madrid de vulnerar el derecho a la libertad de elección de colegio

profesora con alumnos en un aula en escuela concertada

J. FANDIÑO | Escuelas Católicas, la Conferación Española de Centros de Enseñanza (CECE) y las asociaciones de padres Concapa y Cofapa han unido esfuerzos para expresar su rechazo a las políticas de distintas administraciones públicas contra la enseñanza concertada y contra el derecho de los padres a elegir la educación que desean para sus hijos.

En concreto, ven especialmente preocupante la situación en la Comunidad de Madrid y Andalucía, donde “las medidas adoptadas por las conserjerías de Educación afectan gravemente a centros, profesores y familias”.

Tal y como explica el comunicado, hecho público el pasado 5 de abril, en Andalucía no entienden cómo, aun existiendo demanda suficiente, se adopte la decisión de retirar unidades concertadas, “una decisión que supone un grave perjuicio para los padres que eligen libremente estos centros por su proyecto educativo, ideario y calidad, y que rompe con el sistema de complementariedad de redes (pública y concertada)”. En este sentido, apuntan que no se puede olvidar “el hostigamiento al que se está sometiendo a la educación diferenciada, como un ejemplo más de esa falta de respeto a la libertad de elección”.

En Madrid, por su parte, reiteran que la retirada de los conciertos a la Formación Profesional de Grado Superior “supondrá la quiebra de la gratuidad de las enseñanzas para los cerca de 7.000 alumnos que en la actualidad acoge este nivel”. “Con la aplicación de esta medida –continúa la nota conjunta–, los alumnos pasarían de abonar los 36 euros al mes que pagan en la actualidad, a abonar cantidades que en muchos casos serán diez veces superiores, lo que haría inviable el mantenimiento de su escolarización en estos centros, viéndose obligados a abandonarlos para escolarizarse en otros públicos que mantienen esa gratuidad”.

Ante esta situación, las cuatro instituciones firmantes de la nota muestran su apoyo a las familias que, en su opinión, “ven vulnerado su derecho, reconocido por la Constitución, a la libertad de elección de colegio”. Del mismo modo, también afecta a centros, profesores y titulares, pues las medidas ya expresadas “están produciendo un daño enorme al conjunto de la enseñanza concertada, valorada por su eficiencia, calidad y vocación de servicio”.

Finalmente, piden tanto a las autoridades educativas madrileñas como andaluzas que “recapaciten y tengan en cuenta la voluntad de diálogo expresada por la enseñanza concertada”. El objetivo, concluyen, es buscar alternativas a unas medidas que tienen consecuencias “muy negativas, tanto para esta modalidad de enseñanza como para el sistema educativo en su conjunto”.

En el nº 2.843 de Vida Nueva.

 

LEA TAMBIÉN:

Actualizado
11/04/2013
Compartir