José María Arancedo: “Francisco es el Papa que el mundo necesita”

José María Arancedo, presidente de la Conferencia Episcopal Argentina

Presidente de la Conferencia Episcopal Argentina

José María Arancedo, presidente de la Conferencia Episcopal Argentina

VIRGINIA BONARD | Faltaba todavía una hora para que, el pasado 20 de marzo, un grupo numeroso de argentinos se reuniera con el papa Francisco. Frente a la Plaza de San Pedro, en la casa Virgen Niña, el presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, José María Arancedo, que acompañaba a la expedición patria, recibió a Vida Nueva y trazó para esta revista una proyección de Jorge Mario Bergoglio, anterior arzobispo de Buenos Aires y hoy Pontífice de la Iglesia católica.

– El nombre del papa, Francisco, marca un programa.

– Parece que mucha gente estaba esperando de parte nuestra –de la Iglesia– esto que el Papa está llevando a la práctica. No será fácil su tarea. Es un acontecimiento histórico, como simbolizan las más de 150 delegaciones nacionales de todo el mundo que se acercaron para acompañarle en la misa de inicio de su pontificado, y que se encontraron en la persona de Pedro, hoy Francisco. Es un hecho cultural: hay un mundo que busca valores e intenta superar conflictos, y eso lo ven en él.

– ¿Qué se puede esperar del pontificado de Francisco?

– Ha tenido actitudes que denotan una fidelidad muy profunda a la persona de Jesucristo. Va a ser un hombre muy lúcido, muy claro en sus definiciones acerca de la verdad del hombre vista desde el Evangelio. Será un momento de cambio vinculado a la profundización. Él quiere hacer mucho hincapié en que la Iglesia sea un signo transparente del Evangelio que predica: cuando habla de los pobres, no es demagogia o estrategia política, es fidelidad al Evangelio.

– Que el papa sea argentino, ¿qué repercusiones puede tener en el país?

– Todas muy buenas. Ya lo estamos viendo. Lo que me llega de Buenos Aires es la alegría y la apertura al encuentro de la gente. Argentina tiene que encontrar un camino de fraternidad que surge de pertenecer a una misma comunidad, más allá de la diversidad. La diversidad no nos puede separar: nos tiene que enriquecer.

– Los teólogos Leonardo Boff y Hans Küng se han mostrado esperanzados con el nuevo pontificado. ¿Cree que Francisco buscará más unidad para toda la Iglesia?

– El modo en que ha sido elegido Francisco, que no ha sido una componenda humana, sino una cosa de Dios, la gente lo ha visto. Estamos ante el papado que el mundo necesita. En un mundo en guerra, en el que la brecha entre ricos y pobres se abre cada vez más, la palabra de Francisco explicitó lo que el mundo está necesitando. Es el Papa que Dios quiere para este momento, presencia viva de una Iglesia semejante, transparente del Evangelio que predica.

Más sobre el cardenal Bergoglio en su etapa como cardenal, la relación con Arancedo y el resto de obispos, las repercusiones para Argentina de su nombramiento y su programa para renovar la Iglesia, en la entrevista íntegra, solo para suscriptores.

Entrevista con José María Arancedo [íntegra]

En el nº 2.842 de Vida Nueva.

Actualizado
08/04/2013
Compartir