La familia salesiana se prepara para el bicentenario del nacimiento de Don Bosco

Celebrarán dos siglos de historia, pedagogía y espiritualidad

 

4932142598_fb341f7df9_b

A lo largo de los años, la vida de san Juan Bosco (1815-1888), santo y educador italiano del siglo XIX, ha colmado de esperanza a miles de jóvenes, docentes y familias que han entrado en contacto con su pedagogía, a través de sus hijos e hijas espirituales: los Salesianos de Don Bosco, las Hijas de María Auxiliadora (salesianas) y otras asociaciones que comparten su carisma. Justamente, el recuerdo de su itinerario y de su obra, hace parte de los preparativos de la familia salesiana, que en el año 2015 celebrará el bicentenario del natalicio del “Padre y Maestro de la Juventud”, canonizado por Pío XI en 1934.

En Colombia como en todos los países donde se encuentra presente el carisma de Don Bosco, los salesianos y las salesianas se han adherido a la propuesta del Rector Mayor de la Congregación, el mexicano Pascual Chávez Villanueva, quien ha invitado a la familia salesiana a recorrer un trienio de preparación (ver recuadro), considerando que “es un gran acontecimiento para toda la Familia Salesiana y para todo el Movimiento salesiano, que requiere un intenso y profundo camino de preparación para que resulte fructuoso para todos nosotros, para la Iglesia, para los jóvenes, para la sociedad, para cada uno”.

Redescubrir a Don Bosco

La propuesta del Rector Mayor ha sido asumida con entusiasmo en las comunidades educativas salesianas, a través de diversas actividades que durante estos tres años desarrollan con los docentes, los estudiantes y los padres de familia.

Para la Superiora Provincial de la Inspectoría de Nuestra Señora de las Nieves, sor Leonor Díaz, “celebrar el bicentenario significa volver a Don Bosco para redescubrir con renovado entusiasmo su gran amor por los jóvenes, que lo llevó a consagrar su vida sacerdotal para ayudarles a descubrir el sentido de su existencia, ofreciéndoles los medios espirituales y materiales que les permitiera vivir dignamente como hijos de Dios. De igual forma –agrega la religiosa–, significa fortalecer nuestro ser de educadoras, actualizando creativamente el ‘sistema preventivo’ que para Don Bosco fue, verdaderamente, la razón de todo su obrar”.

En este mismo sentido, la docente Teodolinda Cruz Gutiérrez, coordinadora comportamental del colegio Margarita Bosco y laica salesiana, manifiesta que  “esta celebración representa un retomar, revivir, recrear, revitalizar y actualizar la experiencia del ‘sistema preventivo’, es decir, el modelo pedagógico que desde hace doscientos años se ha constituido en una verdadera propuesta de espiritualidad para la juventud”.

“La sociedad de la alegría”

Imagen-4Trascender los espacios de la escuela para contribuir a la formación cristiana y ciudadana de la juventud, y a la construcción de un mundo mejor, hace parte de las grandes intuiciones pedagógicas de Don Bosco. Así se evidencia en “la sociedad de la alegría”, un grupo juvenil de aprendizaje y comunión fraterna fundado por el santo, a partir del “sistema preventivo”, un método educativo que tiene como base la religión, la razón y el amor, y se inspira en una de las expresiones del Evangelio de Juan que identifica a Jesús como el Buen Pastor: “Yo soy el Buen pastor y doy mi vida por mis ovejas” (Jn 10, 11). 

En la Europa del siglo XIX, donde predominaba un sistema de represión, el “sistema preventivo” se constituyó en una alternativa de “caridad pastoral educativa” que continúa vigente en la actualidad, moldeando la figura del educador como padre, maestro y amigo de los jóvenes, especialmente de los más necesitados. Este sistema busca generar experiencias positivas que prevenga a los jóvenes ante las amenazas de la cultura de la muerte, mediante actividades lúdicas y formativas (teatro, deporte, danza, juego, música…) que se identifican con una particular característica: la alegría. “La sociedad de la alegría” hace parte de la vida de los colegios y de las casas salesianas.

 

Hacia el bicentenario

DON-BOSCO-BICENTDe acuerdo con la invitación del Padre Chávez Villanueva, “la celebración del bicentenario del nacimiento de Don Bosco comenzará el 16 de agosto de 2014 y concluirá el 16 de agosto de 2015. El camino y el tema del año bicentenario, en desarrollo coherente con los años de preparación, se referirán a: Misión de Don Bosco con los jóvenes y para los jóvenes”. Así mismo, agrega, “tendrá en cuenta las adquisiciones maduradas durante los tres años de preparación”.

“Sin duda, la celebración del bicentenario nos ayudará a renovarnos espiritual y pastoralmente”, afirma sor Leonor. “Estamos seguras que esta experiencia contribuirá a construir una sociedad de paz, donde los conflictos se solucionen positivamente. Además, la pedagogía salesiana procura formar jóvenes honestos, verdaderos, coherentes. Lamentablemente los líderes de nuestro país no han manifestado tanta honestidad en el manejo de los recursos y en la sinceridad de sus actos. ¡Qué mejor forma de celebrar, que procurar una educación que recupere los valores y el compromiso ciudadano auténtico!”, concluye la Superiora Provincial.

 

Trienio de preparación al bicentenario

Primer año: conocimiento la historia de Don Bosco (16.08.2011 – 15.08.2012)

Segundo año: pedagogía de Don Bosco (16.08.2012 – 15.08.2013)

Tercer año: espiritualidad de Don Bosco (16.08.2013 – 15.08.2014) 

 

Texto: Harold E. Meza Rondón.

Foto: Archivo particular

Actualizado
07/04/2013
Compartir