Julio Terrazas: “Espero que el dinamismo de la Iglesia latinoamericana sea un modelo”

Cardenal arzobispo de Santa Cruz de la Sierra (Bolivia)

Julio Terrazas, cardenal arzobispo de Santa Cruz de la Sierra Bolivia

DARÍO MENOR. ROMA | El cardenal boliviano Julio Terrazas Sandoval, arzobispo de Santa Cruz de la Sierra, se siente “conmovido” por los gestos en sus primeras semanas como obispo de Roma del papa Bergoglio, con quien mantiene una larga amistad. Invita Terrazas a toda la Iglesia a aprender de la experiencia de Aparecida y advierte de que la comunidad cristiana no puede “dejarse dominar por estructuras inamovibles”.

– ¿Seguirán las sorpresas con Francisco?

– Es importante que no se pierda la capacidad de sorpresa. Nuestro Dios es sorprendente para innovar las cosas. Espero y hago votos para que Francisco mantenga, cultive y tenga la posibilidad sobre todo de no defraudar, dando respuestas sencillas, conmovedoras y alentadoras para nuevos compromisos.

– ¿Se coló la geopolítica en la Capilla Sixtina? ¿Era importante que fuese un papa americano?

– Desde hace tiempo, se venía hablando de que debía haber una respuesta al catolicismo mayoritario. Más allá de esta cuestión, está una experiencia pastoral, de vivencia de fe que puede ser enriquecedora para las otras Iglesias del mundo. Nos alegramos de que haya venido alguien de América Latina, pero estamos convencidos de que no es un papa solo para América Latina.

“Hago votos para que Francisco
mantenga, cultive y tenga la posibilidad
sobre todo de no defraudar, dando respuestas sencillas,
conmovedoras y alentadoras para nuevos compromisos”.

– ¿Con Francisco podrá exportarse a toda la Iglesia la experiencia de creatividad pastoral de Aparecida?

– Quizás en su totalidad no. Esperamos que ese dinamismo que ha mostrado nuestra Iglesia en América Latina no sea solo un modelo a seguir, sino también un impulso para buscar las formas más adecuadas de lenguaje para responder a las necesidades de los pueblos diversos.

– ¿Espera que Francisco descentralice y redefina la relación entre Roma y los episcopados locales, dando más autonomía a estos, como piden muchos fieles?

– En todo grupo humano, y la Iglesia es tremendamente humana, así como también divina, hay siempre espacio para un cambio, una conversión y un reconocimiento. Es importante que retomemos el espíritu de Aparecida. Se habla de una conversión personal, pero también de las estructuras. Hay que buscar la solución a los problemas que nos puedan venir. No hay que dejarse dominar por estructuras inamovibles, sino dejarnos llevar por el movimiento, como nos recordaba el Papa.

Entrevista con Julio Terrazas, íntegra solo para suscriptores.

En el nº 2.842 de Vida Nueva.

 

LEA TAMBIÉN:

Actualizado
05/04/2013
Compartir