Jesús Sánchez Adalid: “Pretendo que el pasado sirva para iluminar el presente”

El sacerdote y escritor publica ‘El camino mozárabe’

Jesús Sánchez Adalid, sacerdote y novelista

JUAN CARLOS RODRÍGUEZ | Como siempre, Jesús Sánchez Adalid (Don Benito, 1962) exhibe en El camino del mozárabe (Martínez Roca) la profunda rigurosidad que le ha hecho uno de los grandes autores de la novela histórica.

El párroco de Álange (Badajoz) muestra de nuevo esas cualidades inherentes a su obra –precisión en la construcción de personajes, hábil manejo de fechas, datos, bibliografías, detalles–, que usa con agudeza y perspectiva. Y, también, esa latente religiosidad tan característica e irrenunciable. La literatura es una herramienta privilegiada para dialogar con el pasado. También desde la fe.

“Las novelas son eso, novelas, relatos, ficción… No deben ser colecciones de sermonarios ni, simplemente, historia novelada –explica–. Las novelas deben ser entretenidas y ayudar a que el lector se evada y disfrute con la lectura. Pero, en mi caso, las historias que cuento quieren llevar en sí mismas la grandeza del humanismo cristiano, la fe, la esperanza… Claro que echo de menos una literatura creyente. Por eso considero un carisma y una misión mi tarea de escritor. Es una vocación más, en todo el sentido de la expresión…”.El camino mozárabe, Jesús Sánchez Adalid, Martínez Roca

“La fe es el mayor antídoto contra el miedo”

– Diría que el gran tema de la novela es el miedo y cómo enfrentarlo. ¿Ese es el mensaje al hombre y la mujer de hoy?

– Naturalmente. Me alegro mucho al ver que has captado el sentido último de El camino mozárabe. El miedo empobrece; pero nuestra fe es el mayor antídoto. El “no temáis” de Cristo debe ser nuestro mensaje más repetido hoy. Recordemos la impresión que causó la llamada de Juan Pablo II a no tener miedo.

– Rescata, además, una extensa bibliografía en torno al fin del mundo, como el Beato de Liébana, el Apocalipsis de Metodio de Pátara, la leyenda del emperador Constante…

– Está relacionado precisamente con el miedo, la incertidumbre del futuro, la inconsistencia de lo material… Esas viejas profecías son bellísimas y, lejos de ser fatales predicciones, como se han querido presentar, fueron llamadas a la esperanza.

– ¿Por qué ha querido recuperar el Camino Mozárabe? ¿Por qué ahora, es decir, en la España de 2013?

– Porque hay un acuerdo general en rescatar este camino, que “aliviará” otros itinerarios más masificados. Ya están fluyendo miles de peregrinos desde el sur que ya peregrinaron por el Camino Francés y desean una vía alternativa que atraviese Andalucía, Extremadura, Castilla y Portugal. Esta será la década del Camino Mozárabe, porque en las tres décadas anteriores, ya se dio a conocer suficientemente el Camino Francés, hasta convertirse en el fenómeno espiritual, sociológico, cultural y turístico más importante de los últimos siglos.

jcrodriguez@vidanueva.es

Entrevista con Jesús Sánchez Adalid, íntegra solo para suscriptores

En el nº 2.842 de Vida Nueva.

Siga las columnas de opinión Jesús Sánchez Adalid en Vida Nueva (solo para suscriptores)

Actualizado
05/04/2013
Compartir