Sorpresa y alegría en España por la elección de Francisco

Obispos, religiosos e instituciones civiles y eclesiales reaccionan positivamente ante el nuevo papa

Lluís Martínez Sistach y otros cardenales en el balcón vaticano

Sistach y otros cardenales, tras la designación del papa

Sorpresa y alegría en España por la elección de Francisco [extracto]

FRAN OTERO | En cuanto llegó a España la identidad del nuevo papa Francisco, el cardenal argentino Jorge Mario Bergoglio, las reacciones se produjeron de manera inmediata y en cascada, y continuaron a lo largo de la noche y del día siguiente. Desde el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, pasando por la Conferencia Episcopal Española (CEE), numerosos obispos desde sus diócesis, congregaciones religiosas e instituciones eclesiales.

De hecho, nada más salir a la loggia de san Pedro, ya conocíamos el telegrama que el presidente español había enviado al nuevo papa. Tras la correspondiente felicitación, le trasladó: “En esta privilegiada e histórica ocasión en la que la Iglesia se hace más universal que nunca, os manifiesto la disposición de mi Gobierno para mantener y, si cabe, reforzar, las especiales relaciones entre la Santa Sede y España”.

También el líder de la oposición, Alfredo Pérez Rubalcaba, a través de Twitter, se manifestaba al respecto. Felicitó a los católicos y mostró al pontífice “sus mejores deseos”.

Mario Iceta, obispo de Bilbao, habla sobre papa Francisco

Mario Iceta, obispo de Bilbao

En el ámbito eclesial, desde la Conferencia Episcopal Española (CEE), su portavoz y secretario general, el obispo auxiliar Juan Antonio Martínez Camino, tuvo palabras elogiosas para Francisco. De él dijo que tiene “el perfil de un santo” y que es “muy cercano a la CEE y a España”. De hecho, recordó –mostrando fotos y apuntes– que en enero de 2006 impartió los ejercicios espirituales en Madrid a los obispos españoles.

A nivel particular, cada obispo respondió también ante la elección del nuevo papa. Uno de los primeros fue el obispo de Bilbao, Mario Iceta, que dijo que Francisco “es un regalo de Dios y un regalo de esperanza”. “Como siempre, Dios nos sorprende, a todos sorprendió la renuncia de Benedicto XVI, y seguramente también estamos sorprendidos después de tantas quinielas, elucubraciones, de que haya salido un papa que no estaba entre ellas. Las cosas de Dios no siguen las lógicas humanas a las que estamos habituados”, añadió.

“Cercanía y sencillez”

También compareció rápidamente ante los medios el arzobispo de Santiago de Compostela, Julián Barrio Barrio, que pronunció los calificativos más repetidos desde la elección de Francisco: “cercanía y sencillez”.

Sin salir de Galicia, el obispo de Ourense, Leonardo Lemos, ofreció una rápida valoración: “Pienso que va a seguir la línea trazada por los últimos pontífices, de forma especial Pablo VI, Juan Pablo II y Benedicto XVI, apostará por la línea de la nueva evangelización, de cuidar la relación entre fe y cultura, creo que estará muy presente en los medios y que se preocupará también, como hizo ya en Buenos Aires, del clero y de las vocaciones sacerdotales, que son temas que preocupan siempre a todo obispo, por supuesto también al obispo de Roma”.

Desde Cataluña, los arzobispos y obispos de la Conferencia Episcopal Tarraconense (CET) hicieron público un comunicado en el que expresan al nuevo papa “su comunión” y oración “para que pueda cumplir plenamente el ministerio de presidir todas las Iglesias en la caridad y ayudarlas a dar testimonio de Jesucristo y de su Evangelio en medio del mundo”.

En el sur de España, concretamente en Sevilla, el arzobispo, Juan José Asenjo, y el auxiliar, Santiago Gómez, se unieron “al gozo de la cristiandad por la elección de Francisco” y se mostraron “impresionados por la sencillez, la humildad y la cercanía del nuevo papa”.

Julián Barrio, arzobispo de Compostela, habla de papa Francisco

Julián Barrio, arzobispo de Compostela

No fueron los únicos obispos, pues se produjeron reacciones desde casi todas las sedes: Salamanca, Zaragoza, Córdoba, Oviedo, Segovia, Palencia, Toledo, Zamora, León, entre otras, se sumaron el júbilo por Francisco.

También lo hicieron desde la Compañía de Jesús, congregación a la que pertenece Bergoglio, a través del provincial de España, Francisco José Ruiz Pérez. “Los jesuitas oramos por este compañero nuestro, ahora nuevo papa Francisco, que realizó parte de su formación jesuítica en Alcalá de Henares, y por la tarea que tiene ante sí para toda la Iglesia. Estamos convencidos de que el Espíritu lo alentará para continuar con sencillez y audacia la tarea de la nueva evangelización”, afirmó.

Por su parte, la CONFER, que representa a la Vida Religiosa española, manifestó “su gozo” por la elección y le ofreció “su disponibilidad misionera y oración para que el Espíritu le ilumine y fortalezca para afrontar los desafíos de la Iglesia y del mundo de hoy; que sea signo de la bondad y la misericordia del Buen Pastor; que su ministerio convoque a la esperanza, y promueva la justicia y la paz que la humanidad anhela tanto”.

Obras Misionales Pontificias y Manos Unidas fueron algunas de las numerosas instituciones que también saludaron al nuevo pontífice, mostrándose a su entera disposición.

En el nº 2.840 de Vida Nueva.

 

ESPECIAL WEB: PAPA FRANCISCO

Actualizado
15/03/2013
Compartir