La labor social de la Iglesia en Andalucía, a un solo clic

voluntario católico en un hospital con ancianos

Iniciativa de la Vida Religiosa, Cáritas y cofradías y hermandades andaluzas

voluntario católico en un hospital con ancianos

ENCARNI LLAMAS FORTES. MÁLAGA | Acaba de salir a la luz la Guía de Acción Social de la Iglesia en Andalucía, un documento único en el que se explica la labor de la Iglesia en el sur de España. Es la segunda que se realiza –la primera se publicó en 1995– y ha surgido de la iniciativa conjunta de la Vida Religiosa, Cáritas y las hermandades y cofradías de Andalucía, con el apoyo de los obispos.

Esta segunda edición presenta una novedad: además de su edición en papel, se configura como una guía virtual en su versión online (www.guiasocialiglesiaandalucia.es) al alcance de cualquier ciudadano que quiera acceder a ella y ver de inmediato los recursos existentes, bien para una orientación personal, o para informar a otros que lo necesiten.

Es una aplicación en continua actualización y, gracias a las nuevas tecnologías de búsqueda, se puede acceder a la dirección concreta del centro y a las características más destacadas del mismo. La consulta se puede realizar por el nombre del centro, la labor que se realiza en él, el lugar donde se encuentra y el colectivo social al que se atiende de cada una de las diez diócesis andaluzas.

Los usuarios pueden encontrar un total de 439 dispositivos que incluyen un conjunto de 143 centros, 106 programas y 109 servicios.

En su presentación en Sevilla, el arzobispo Juan José Asenjo afirmó que se trata de “un instrumento para que se sepa lo que la Iglesia hace por el pueblo, pero ante todo, servirá para que las víctimas de la crisis encuentren orientación y respuesta a sus necesidades”.

Por su parte, la presidenta de CONFER-Andalucía, María José Tuñón, explicó que el informe es fruto de más de dos años de trabajo y “supone una respuesta humilde de la Iglesia en favor de la dignificación y la humanización de los que más lo necesitan”. Asimismo, el presidente de Cáritas Regional Andalucía, Anselmo Ruiz, indicó que la guía ayudará a las instituciones públicas y privadas a trabajar en coordinación con la obra social de la comunidad autónoma, con el objetivo de mejorar el servicio que se ofrece a las personas más desfavorecidas.

Nace del seguimiento de Jesús

En su presentación en Málaga, el director de Cáritas Diocesana, Francisco Sánchez definió la guía como un medio para conocer “la labor social de la Iglesia a un solo clic”.

Un documento que responde a la necesidad, según el vicario para la Acción Caritativa y Social de la Diócesis de Málaga, Gabriel Leal, de presentar “una serie de obras, que entendemos como parte de nuestro quehacer eclesial, no como algo ocasional porque los poderes públicos no puedan atenderlo todo; es algo que nace del mismo seguimiento de Jesús. La Iglesia vive de la Palabra de Dios, la celebración de la fe, la vida comunitaria y el servicio a los pobres”.

Así, en esta guía se puede conocer de primera mano toda la labor social que la Iglesia viene desarrollando desde hace muchísimos años en la búsqueda de la justicia y del bien común. Labor que desarrolla gracias a la colaboración de los fieles cristianos, de tantos hombres de buena voluntad, y también de la colaboración y coordinación con la administración pública (autonómica y local).

Estos recursos son un signo de la preocupación constante de los cristianos por la dignidad de las personas como hijos de Dios. En este sentido, el director de Cáritas Diocesana afirma que dichos centros “son referencia en el campo de la acción social, por ofrecer un servicio dignificador para quienes en ellos conviven o se acercan”.

En la actual guía no están contemplados todos los proyectos que atienden los religiosos y las religiosas, pero se irán incorporando en la versión digital. Por ejemplo, actualmente, solo en la Diócesis de Málaga son 33 congregaciones, algunas con varias comunidades, las que trabajan en diferentes ámbitos sociales. La vocal en Málaga de la CONFER, María Mateo, subrayó en la presentación que “los religiosos estamos siempre en la frontera, donde existe la necesidad, donde están los sin voz, los más excluidos, donde podemos ayudar y dar respuesta en conexión con nuestro carisma”.

La labor social de las hermandades y cofradías también está presente en este documento, pues nacieron con la finalidad de fomentar la piedad y caridad cristiana, y cada vez son más numerosas las iniciativas que ponen en marcha, iniciativas que van desde la acogida de niños a economatos sociales.

En el nº 2.840 de Vida Nueva.

Actualizado
15/03/2013
Compartir