Día del Seminario 2013: el valor del testimonio

Los obispos recuerdan la importancia de los sacerdotes en la pastoral juvenil y vocacional

seminarista joven

FRAN OTERO | La Iglesia en España celebra en torno a este próximo 19 de marzo el Día del Seminario bajo el título Sé de quién me he fiado, jornada que está marcada por el aumento del número de seminaristas y por el documento Vocaciones sacerdotales para el siglo XXI. Hacia una renovada pastoral de las vocaciones al sacerdocio ministerial, aprobado en Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Española (CEE) el pasado año y presentada públicamente el 5 de marzo.

En el citado documento, los obispos hacen un profundo análisis del contexto sociocultural actual, donde no solo ven aspectos negativos, también positivos; se ofrecen algunas propuestas de Benedicto XVI para acercar a los jóvenes a Dios; analizan la llamada al sacerdocio, así como los lugares donde se produce, y propuestas para la acción pastoral.

Los obispos creen que el tiempo actual es “apasionante para vivir el sacerdocio y para trabajar en la promoción de las vocaciones sacerdotales”, y que, para ello, “es necesario mantener clara y manifiesta la identidad sacerdotal y ofrecer a nuestros contemporáneos el testimonio de que somos hombres de Dios, amigos del Señor Jesús, que aman a la iglesia, que se entregan hasta dar la vida por la salvación de los hombres. Maestros de oración que dan respuesta a los interrogantes de hoy, aspirando a la santidad y ofreciendo un testimonio de alegría incesante”.

Este aspecto que citan en su conclusión final es al mismo tiempo punto clave a la hora de que florezcan nuevas vocaciones: la importancia del testimonio en el anuncio del Evangelio y su valor en el evangelio de la vocación. “Para llevar a cabo una renovada pastoral de las vocaciones sacerdotales es fundamental que los sacerdotes vivan con radicalidad su ministerio”, apunta el documento.

Y junto al testimonio de vida, el anuncio y el encuentro: “Hay que salir al encuentro de los niños y de los jóvenes, responder a sus expectativas, a sus problemas e inseguridades, dialogar con ellos proponiéndoles un ideal de altura que comprometa toda la existencia, una elección que comprometa toda su vida. Nuestra tarea consistirá en sembrar, en anunciar el evangelio de la vocación. Una siembra oportuna y confiada, abonada con la oración personal y con la oración de la Iglesia. Después vendrá el acompañamiento lleno de paciencia y de respeto. Por último, ayudar a discernir, a descubrir la voluntad de Dios en la vida de la persona concreta, de tal manera que dé una respuesta positiva a la llamada Dios”.seminarista joven

Consejos para la acción

Y para abordar esta importante tarea pastoral, los obispos, además de analizar los lugares y ambientes propicios para la llamada vocacional, ofrecen algunas pautas pastorales, consejos prácticos y líneas y lugares de acción para renovar la pastoral juvenil y vocacional.

La oración, la Palabra de Dios, la vida sacramental, la catequesis, la perspectiva de la santidad, el deporte o el ya citado testimonio son algunos de los espacios y propuestas.

Novedosos resultan algunos consejos: que cada diócesis elabore y aplique un plan diocesano pastoral que promueva las vocaciones sacerdotales y religiosas a todos los niveles, así como que se promuevan los centros diocesanos de pastoral vocacional. A nivel nacional, consideran “importante y conveniente” la creación de un centro nacional, “un lugar específico de servicio de la CEE a la animación de la pastoral de las vocaciones sacerdotales y de especial consagración. Podría llegar a ser un lugar privilegiado de estudio y reflexión sobre la teología de la vocación, sobre los documentos específicos del Magisterio y las aplicaciones pastorales correspondientes”.

29 seminaristas más, 1.307 en total

El Día del Seminario de este año nos deja una buena noticia: el aumento del número de seminaristas. En concreto, este curso 2012-2013 alcanzó la cifra de 1.307, 29 más que el curso anterior, o lo que es lo mismo, un 2,3% más. Además, se ha incrementado en un 6,5% el número de nuevos ingresos, al igual que el número de ordenados, 11 más que en el año anterior o un 9% más.

Los seminarios que han registrado un mayor número de nuevos ingresos fueron los diocesanos de Madrid (18), Valencia (17) y Toledo (15). Precisamente, estos tres centros son los que más seminaristas tienen con 136, 61 y 74 respectivamente.

En el nº 2.840 de Vida Nueva.

Actualizado
15/03/2013
Compartir