La segunda fumata del cónclave, de nuevo negra

segunda fumata negra miércoles 13 marzo por la mañana

Benedicto XVI sigue la actualidad, pero no irá a la misa de inaguración del pontificado

segunda fumata negra miércoles 13 marzo por la mañana

M. GÓMEZ – M. Á. MORENO | A las 11:40 h. de la mañana de hoy, miércoles 13 de marzo, de la chimenea de la Capilla Sixtina ha vuelto a salir el humo… y otra vez ha sido negro. El portavoz vaticano, Federico Lombardi, ha confirmado que Benedicto XVI ha seguido “atentamente” tanto la misa ‘Pro Eligendo Pontifice’ como la procesión de los cardenales a la Capilla Sixtina, y ha negado que el papa emérito vaya a acudir a la misa de inauguración del nuevo pontificado, la cual, por otra parte, todavía no tiene fecha, si bien se especula con el martes 19, festividad de San José.

A las 13:00 horas, el portavoz vaticano ha comparecido ante la prensa junto a sus habituales asistentes y traductores, el canadiense Thomas Rosica y el español José María Gil Tamayo (“la trinidad”, como se les denomina estos días entre la prensa) para actualizar la información disponible acerca del cónclave.

Buen estado de salud de los cardenales

Lombardi ha confirmado que los cardenales están “de buen humor y con buena salud”, hasta el punto que algunos de los purpurados han decidido esta mañana hacer andando el trayecto entre la Casa Santa Marta y la Capilla Sixtina, en lugar de utilizar el autobús dispuesto para el trayecto.

“No hay constancia de que ningún cardenal esté enfermo”, ha dicho, ya que la rapidez de las votaciones hace entender que si hubiera que recoger el voto de un cardenal enfermo, se habría prolongado el tiempo de votación.

El papa emérito, atento a las circunstancias

El portavoz vaticano ha asegurado también que el estado de salud de Benedicto XVI es bueno, y que sigue por televisión “atentamente” las ceremonias de estos días, una confirmación que le ha facilitado el secretario del papa emérito, Georg Gänswein, que se encuentra en Roma en virtud de su puesto como prefecto de la Casa Pontificia. Su otro secretario, Alfred Xuereb, es el que se encuentra con Benedicto XVI en Castel Gandolfo.

“Por nuestra información, Benedicto XVI no participará de la misa de inauguración del nuevo pontificado”, ha añadido Lombardi.

Preguntas sobre casos de abusos y otras cuestiones técnicas

Preguntado acerca de protestas que se están produciendo por la participación de cardenales vinculados de alguna manera a casos de abusos, y coincidiendo con la noticia conocida hoy de que la estadounidense Archidiócesis de Los Ángeles va a pagar 7,7 millones de euros a cuatro hombres que denunciaron haber sufrido abusos sexuales cuando eran niños por parte un sacerdote, el jesuita respondió que son “cuestiones conocidas y largamente reflexionadas”. “El cardenal Mahony [Roger Mahony, arzobispo de Los Ángeles] y otros cardenales han dado ya sus respuestas y explicaciones a estos caso”, ha zanjado.

Las preguntas acerca de la logística y el calendario del próximo pontífice también han sido numerosas, entre las cuales el portavoz vaticano ha calificado de “buena hipótesis” que la misa de inauguración del pontificado pueda ser el 19 de marzo, la festividad de San José.

También ha matizado que, aunque la primera misa del nuevo papa será la de inauguración del pontificado, en el caso de que fuera elegido un sábado, ese mismo domingo podría rezar el Angelus con los fieles, como es costumbre.

Si no sale antes, el sábado descansan

En cuanto al ritmo de las votaciones, el portavoz ha explicado que la primera interrupción prevista, en el caso de no producirse un resultado positivo en tres días completos de escrutinios, ser´ía el próximo sábado, día 16, para reanudar el domingo una nueva serie de mañana y tarde.

Lombardi ha leído un testimonio del cardenal Karl Lehmann –en una entrevista concedida antes del ‘encierro’– acerca del ambiente que se vive en la Capilla Sixtina, que “no es frío y ceremonioso, sino de gran espiritualidad y al mismo tiempo de solemnidad. Se habla en voz baja y el ambiente, presidido por el Juicio Final de Miguel Ángel, da una impresión muy fuerte a la que no podemos sustraernos”, resumía el purpurado.

Los tres sacerdotes que ejercen de portavoces han descrito sus sensaciones personales especialmente al poder vivir la procesión de inicio del cónclave.

Actualizado
13/03/2013
Compartir