Misa ‘Pro eligendo Pontifice’: los cardenales rezan por la unidad

cardenales en la Misa Pro Eligendo Pontifice 12 marzo 2013

El decano Angelo Sodano demanda al nuevo papa que tenga “corazón generoso”

cardenales en la Misa Pro Eligendo Pontifice 12 marzo 2013

MIGUEL ÁNGEL MORENO | Los cardenales ya han dado el primer paso antes del encierro para la elección del nuevo papa, en la misa ‘Pro eligendo Romano Pontifice’, celebrada en la mañana de hoy martes 12 de marzo, en la basílica de San Pedro. Una celebración presididda por el decano del Colegio Cardenalicio, Angelo Sodano, en la que no han faltado los agradecimientos a Benedicto XVI y las aclamaciones al Espíritu Santo para que asista a los purpurados en la tarea de elegir al nuevo sucesor de San Pedro.

“Queremos implorar al Señor que, a través de los cardenales, quiera pronto conceder a la Iglesia otro buen pastor”, comentó Sodano durante su homilía, de la que lo más destacable fue la cerrada ovación de los purpurados que suscitó al dar gracias por “el luminoso pontificado” de Benedicto XVI. “A él, en este momento, le renovamos nuestra gratitud”, dijo, antes de verse interrumpido por los aplausos de sus compañeros.

Lecturas sobre el Espíritu Santo y la unidad de la Iglesia

cardenal Angelo Sodano Misa Pro Eligendo Pontifice 12 marzo 2013

El cardenal Sodano ha presidido la misa

La basílica de San Pedro, luminosa pese al día nublado y lluvioso de Roma, y llena de cardenales (tanto electores como no electores), acogió esta celebración propia del ritual para elegir al papa, en la que se leyó un texto del profeta Isaías como alocución a la acción del Espíritu Santo.

“El Espíritu del Señor está sobre mí, porque el Señor me ha ungido. Me ha enviado para dar una buena noticia a los que sufren, para vendar los corazones desgarrados, para proclamar la liberación a los cautivos y a los prisioneros la libertad”, se leía en el texto, al que siguió un salmo centrado en la misericordia divina.

Con la segunda lectura, de la carta de San Pablo a los Efesios, se hizo alusión a la diversidad de dones que da la Iglesia a sus fieles: “Él nombró a unos apóstoles, a otros profetas, evangelistas, pastores y maestros (…) hasta que todos alcancemos la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios”.

El Evangelio de San Juan, de nuevo una llamada a la unidad y al amor, fue el texto litúrgico más relevante de los escuchados en esta mañana: “Como el Padre me amó así yo os he amado: permaneced en mi amor”.

Agradecimiento a Benedicto XVI

La homilía del cardenal Sodano estuvo marcada por el mensaje de agradecimiento al papa emérito y la ovación de los purpurados, pero también contó con ecos del mensaje pastoral de Ratzinger durante sus casi ocho años de pontificado, especialmente en el ámbito de la caridad, un asunto al que el anterior pontífice prestó bastante atención en su magisterio.

“Se tiende a adscribir la caridad a la solidaridad o con la simple ayuda humanitaria, pero la máxima obra de caridad es la evangelización”, aseguró el cardenal octogenario –razón por la cual no participará en el cónclave– durante su intervención. “El anuncio de Cristo es el primer y principal factor de desarrollo”, agregó, utilizando una cita de Pablo VI empleada en varias ocasiones por Benedicto XVI.

Sodano tomó el texto de san Pablo para enfatizar la unidad eclesial y la labor de pontífice como “cabeza de la Iglesia”. “Todos somos llamados a colaborar con el sucesor de Pedro, fundamento de la unidad eclesial”, exhortó.

“Roguemos para que Dios nos conceda un pontífice que desarrolle con corazón generoso tal misión. Se lo pedimos con apoyo de la Virgen María”, finalizó el purpurado italiano.

Lo que queda antes del cónclave

A partir de ahora, todo el protagonismo es ya de los cardenales electores. A las 15:45 se espera que se trasladen de la Casa Santa Marta, su residencia durante el cónclave desde hoy por la mañana, hasta la Capilla Paolina, donde se efectuará el juramento. Tres cuartos de hora después, a las 16:30, iniciarán la procesión hacia la Capilla Sixtina, entonando el canto del Veni Creator Spiritus.

El juramento ante el evangelio, la pronunciación de la sentencia Extra omnes y el cierre de la Sixtina serán los últimos gestos públicos del inicio del cónclave. A partir de entonces, y a puerta cerrada, los electores escucharán la meditación del cardenal maltés Prosper Grech.

Se espera que haya una votación durante la tarde, aunque no es algo obligatorio. En caso que se produzca, la primera fumata podría verse alrededor de las 20:00 horas. [Hoja de ruta para seguir el cónclave]

Actualizado
12/03/2013
Compartir